Cada vez que mi madre llega a mi casa de Carrión (mi casa casa siempre será la de Abengibre) a pasar unos días, o cuando voy al pueblo con algo de tiempo (normalmente no me da tiempo a hacer casi nada…), aprovecho para que me enseñe un plato abengibreño de la cocina de antaño. La traigo loca, a la pobre 😉

Esta vez vino a finales de octubre y aprovechamos los primeros hielos para recoger unas hojas de cardo y hacer una variante del Potaje de rellenos (cuya receta nos envió Mateo López Valera), que puede comerse en cualquier época del año añadiendo unas pequeñas variaciones a los ingredientes.

Ingredientes del potaje de mi madre

Si es en primavera u otoño, en vez de hojas de cardo puedes utilizar collejas, que son más suaves y le darán un original colorido verde a tu guiso.

Si estamos en Cuaresma, podemos sustituir la carne por pescado, preferiblemente bacalao, y completar el plato con las pelotas de relleno.

Y en invierno, hojas de cardo, como en la nueva receta que he añadido: Potaje con hojas de cardo. ¿Que no sabéis que son? Pues pinchar en el enlace y a informaros a la receta…

Además, podemos sustituir los garbanzos por habichuelas blancas o pintas. Otra interesante opción. El resto de ingredientes son: pelotas de relleno, patatas, cebollas, tomate, patas de cerdo o bacalao y pimentón.

Cuatro versiones para cuatro estaciones

Así, de un modo fácil y sencillo, tendrás 4 diferentes guisos de cuchara para calentar tu estómago en los días fríos:

  • Potaje adobado con hojas de cardo, pelotas de relleno y patas de cerdo
  • Potaje de patas de cerdo, pelotas de relleno y collejas
  • Potaje cuaresma, con pelotas de relleno, collejas y pescado
  • Potaje de verduras mixto, con hojas de cardo, collejas, patas de cerdo y pelotas de relleno.

¿Qué os parece la idea? Apetitosa, ¿verdad? Pues hala, ¡a cocinar y a compartirla con vuestros amigos!

Como sabéis, el pasado jueves 22 de noviembre, el programa «El pasacalles» de Radio Castilla-La Mancha me entrevistó para que les relatara la leyenda de la Piedra Encantá y les hablara un poco sobre nuestro pueblo.

Pensaba que iba a estar muy nerviosa, pero la verdad es que los presentadores del programa, Rosa Rosado y Jose Talavera, fueron muy amables conmigo y me hicieron sentir muy cómoda el tiempo que estuve en antena, además de que hicieron una publicidad tremenda de mi web y todo fueron alabanzas. En fin, fue un placer hablar con ellos. Así que, desde aquí, quiero darles las gracias por todo.

Como mucha gente no pudo oírme, desde Facebook me pidieron que colgara el audio de la entrevista, así que aquí lo tenéis. Lo prometido es deuda.

Espero que la disfrutéis tanto como yo, porque ojo lo que me reí… 🙂

Por cierto, tener paciencia con la descarga del archivo de audio porque ¡¡son 8 megas!!!

Con motivo de mi entrevista en Radio Castilla-La Mancha sobre la leyenda de la Piedra Encantá, recordé que Cristina Torres había dicho que esta leyenda contada por la Pepa de la Adriana era una gozada. Así que, ni corta ni perezosa, llamé a su casa para que me la recitara. Desgraciadamente, Pepa está muy mayor y casi no oye, aunque tuve buenos aliados: su hijo Juanjo la buscó entre sus múltiples poesías y mi hermano Jose la fotografió y me la envió por Whatsapp (benditas tecnologías, ya no sabría vivir sin ellas… Y qué sería de mi web si no pudieran mandarme las cosas…)

Es una preciosa poesía que tiene como base la leyenda de la Piedra Encantá, en la que Pepa nos relata un sueño a partir de las advertencias de su madre sobre lo peligroso que era acercarse a la piedra. A partir de ahí, Pepa se adentra en un país encantado lleno de maravillas que se esconde dentro de la piedra, acompañada por enanitos y hadas…

Por favor, leedla con detenimiento porque es una verdadera joya.

A LA PIEDRA ENCANTÁ

Hace ya bastantes años,
recuerdo de que era niña,
que siempre estaba corriendo,
jugando con mis amigas.

Mi santa madre decía
«No te vayas al Picayo,
que sale la señorita
que tiene el pelo dorado,
y se te puede llevar
por la piedra del encanto».

¡Y qué cosa nos contaban!
Con un peine de oro
peina sus cabellos largos,
lleva trajes de tules
y va con los pies descalzos.

¿Es muy guapa?, preguntábamos.
«Sí, es muy guapa.
Pero si te coge de la mano
te entra por el agujero
de la piedra del encanto».

«Antes que se haga la noche,
vente corriendo a casa
que esa es la hora que sale
con su melena dorada».

Cuando me acostaba,
casi siempre soñaba
que la veía venir
con su túnica azulada,
y que a la puesta del sol
los rayos se reflejaban
en unos bellos cabellos
que como el oro brillaban.

Me cogía de la mano,
pasábamos por aquella
puerta secreta
de la piedra del encanto,
y yo jugando con ella,
entre contenta y miedosa,
por un país encantado
que, lleno de maravillas,
yo, en mi sueño, había forjado.

Vi a los enanitos,
y a la dulce Blancanieves.
Jugué con hadas madrinas
que hacen bonitos regalos,
cuidan de los niños buenos
si los ven desamparados.

Cuando más contenta estaba,
con todos iba jugando,
mi sueño se desvanecía
y me iba despertando.
Mi padre que me llamaba
para que estudiara un rato.

Pero una cosa sí que es cierta:
nuestra piedra del encanto,
que está siempre en Abengibre,
en mi pueblo soberano,
como un águila
posa en el pico más alto.

Ella está en nuestro Picayo,
para contarle a los niños
el secreto de la señorita
que tiene el pelo dorado
y que se lleva a los niños
por la piedra del encanto.

JOSEFA MASÍA PÉREZ

«Antes de que los gallos anunciaran el día y de que en el cielo se vieran los primeros restregones carmesí, mucho antes de que despertaran los pájaros en los tejados, cuando en el pueblo todo era oscuridad y silencio, siempre había alguien que, a toques de caracola, despertaba al vecindario. Los padres y los hijos, incluso los renqueantes abuelos, se colgaban del brazo un cesto de esparto o una banasta de mimbre y salían presurosos de la casa…. Todo el pueblo: mujeres y hombres, grandes y pequeños, jóvenes y viejos, marchaban a recolectar la rosa del azafrán, aquel era «otro maná» que había que recoger antes de que calentara el sol…»

Así comienza el relato «El oro de los pobres», que Bautista Pérez González escribió en 1998 para el periódico La Tribuna de Albacete y que, cuatro años después, se publicó también en el libro de las fiestas. En él nos relata cómo el pueblo de Abengibre se preparaba para la recogida del azafrán, sus costumbres y tradiciones, y las entrañables historias que surgían alrededor de la monda del azafrán bajo las sayotas de las mesas camilla y sus braseros.

No dejéis de leerlo, merece la pena.

Desde principios de esta semana está disponible, en las oficinas de Ayuntamiento de Abengibre, el nuevo libro con el programa de las Fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Miguel Arcángel 2012, que con tanta ilusión llevamos esperando todo el año.

Como siempre, en el libro encontraremos la programación de actos para estas fiestas, escritos y narraciones de recuerdos de Abengibre redactados por nuestros paisanos, y la parte que más nos gusta a todos: las galerías fotográficas con las fotos de la Reina y Damas de Honor, los niños y niñas nacidos en este último año y los retratos e imágenes de nuestro pasado que han sido facilitadas, desinteresadamente por los abengibreños.

Actos programados

Entre los actos que hay programados se encuentran actividades para los más pequeños el jueves y el viernes por la mañana, el desfile de carrozas y la coronación de la Reina y Damas de las fiestas el viernes a partir de las 18:30 horas; la paella gigante y un partido de fútbol entre los veteranos del Sporting de Abengibre y los actuales jugadores, el sábado; y los tradicionales Alardes de Moros y Cristianos el domingo a partir de las 10 de la mañana.
Además, los Pub Poyo´s y Manhattan han programado unas interesantes actividades de ocio nocturno que podrás consultar en sus respectivas páginas de Facebook:

¡Pero este año hay que pagar por ellos!

Sí, como lo lees. La novedad de este año es que los libros se cobrarán a 1€ cada unidad. De modo que, si quieres saber lo que habrá durante las fiestas, tendrás que comprarlo.

Cómo adquirirlo

Para adquirirlos, hay que ir a las oficinas del ayuntamiento y pagar por los que nos llevemos. Ya sabéis… la crisis 🙂

¿Y después de las fiestas, qué?

Lo que me gustaría saber es qué va a pasar con los libros sobrantes tras las fiestas: ¿los seguirán cobrando?, ¿se regalarán? o ¿dejarán que críen polvo en los archivos?… Tendremos que esperar a ver qué resultado da esta nueva modalidad.

De cualquier forma, ¡felices fiestas a todos! Nos vemos en el pueblo. Besicos…

Durante todos los viernes de julio, la Asociación de la Guardería de Abengibre ha organizado Bingos, en el bar de la piscina municipal, y quieren agradecer la gran acogida y desinteresada colaboración de muchos abengibreños (y también una pareja de Fuentealbilla), pues cada viernes la asistencia ha sido mayor. Sin embargo, la difícil situación económica actual, debida a la suspensión de ayudas y al retraso en el pago de subvenciones de años anteriores, hace que sea necesario seguir recaudando dinero para asegurar los servicios de guardería para los pequeños abengibreños.

Sorteo de una Tablet o dos días en un balneario

Actualmente la asociación ha organizado una rifa en la que sortea una Tablet PC o bien 2 días en el Balneario Baños de la Concepción de Villatoya para 2 personas que incluye alojamiento, pensión completa y circuito termal.

La papeleta ganadora será la que sus números coincidan con las tres últimas cifras del sorteo de la O.N.C.E del lunes 20 de agosto de 2012. Las papeletas caducan a los 30 días a partir del sorteo, pero los dos días en el balneario se podrán disfrutar hasta finales de septiembre.

Para adquirir estas papeletas, que se venden a 1 euro, podéis pedirlas a las madres de la guardería: Eva (la mujer de Eduardo -ayuntamiento-), Marisa (la bibliotecaria), Maribel (la de la Cooperativa), Pili (mujer de Vicente el fontanero), Isabel (mujer de Nacho), Maribel (mujer de Leopoldo), Ana (mujer de Lucky) y Ana Belén (nuera de la alcaldesa).

En caso de ser agraciado con el número premiado, preguntar también a dichas madres.

Además, si puedes colaborar con una aportación más grande, la asociación también acepta donativos o financiaciones.

¡Anímate, es por una buena causa!

Como todos los años, el Ayuntamiento de Abengibre convoca un concurso para la elección del cartel de las Fiestas Patronales de Septiembre de 2012, que se usará para la portada del libro de las fiestas.

Se establece un único premio para el trabajo designado como ganador por el Tribunal, que será de 200€.

Características de los carteles

  • Motivo: Deberá versar sobre las Fiestas de Moros y Cristianos en honor a nuestro Patrón San Miguel, que se celebrarán del 28 al 30 de Septiembre de 2012.
  • Materiales: Los trabajos serán presentados en papel (cartulina, folio…) y en su totalidad a todo color, podrán ser realizados con técnica libre.
  • Dimensiones: El cartel se realizará en sentido vertical con la siguiente medida: 42 x 29,50 cm. (A3) Incluidos los márgenes si fuera necesario.

Cómo presentarse al concurso

Los carteles presentados irán acompañados de un sobre en blanco. En el sobre, que deberá ir cerrado, se presentarán los datos de la persona: nombre, apellidos, domicilio, teléfono y otros datos de contacto.

Lugar y fecha de presentación

Los trabajos originales se presentarán en las oficinas municipales, sitas en la Avenida de Castilla-La Mancha, nº 5, Código Postal 02250, de Abengibre (Albacete) de Lunes a Viernes de 9h. a 14h., hasta el día 17 de Agosto de 2012 a las 14 horas.

El jurado

El jurado estará presidido por la Sra. Alcaldesa o el Concejal de Cultural y estará compuesto por personas relacionadas con la cultura, así como representantes de las asociaciones del municipio. El fallo del jurado será inapelable.

Propiedad de los trabajos presentados

El trabajo premiado quedará en propiedad del Ayuntamiento de Abengibre. El resto de trabajos podrán ser retirados por sus autores 30 días después de haberse otorgado el premio.

Durante la primera quincena del mes de febrero de 1939, postrimerías de la Guerra Civil Española, muchos soldados republicanos cruzaron la frontera francesa tras la caída de Cataluña. Al principio intentaron que Francia les prestara ayuda para regresar a España, ya que las tropas del Gobierno legítimo de La República resistían en varias provincias. Sin embargo, los franceses los abandonaron inicialmente a sus suerte hasta que transcurridos unos meses fueron trasladados a poblaciones del interior, como Sainy-Cyprien, Barcarès, Argelès, Septfons…, donde permanecían en unos campos de internamiento dentro de barracones en los que dormían vestidos sobre paja extendida en el suelo, sin mantas, y donde había más piojos y pulgas que en las trincheras.

Cuando Francia declaró la Guerra a Alemania en el año 1940, algunos de aquellos soldados habían conseguido regresar a España; otros pocos se habían marchado a la U.R.S.S., o a América Latina, sobre todo a Méjico; pero la mayoría, más de diez mil republicanos españoles, se enrolaron en las fuerzas de combate de Francia para empuñar las armas contra Hitler. Cuando el ejército nazi ocupó el territorio francés, los alemanes los fueron haciendo prisioneros como a los demás soldados de la Segunda Guerra Mundial. El contingente español fue estrechamente vigilado y deportado en vagones de tercera hasta los campos de concentración; la mayoría a Mauthausen, en Austria, cerca de la frontera alemana.

Al bajar del tren, miembros de la policía nazi (las S.S.), con perros adiestrados, conducían a los prisioneros hasta el campo de concentración, situado a siete u ocho kilómetros de la estación; algunos perdían la vida durante el trayecto al ser incapaces de seguir la marcha a causa de la debilidad, y los S.S. los remataban a tiros. Al llegar al campo eran obligados a ducharse y los afeitaban de pies a cabeza, y eran desinfectados antes de recibir como única prenda de vestir un uniforme a rayas.

Vista aérea del complejo Bergkristall (Gusen II sub-campo de Mauthausen-Gusen Konzentrationslager)

Vista aérea del complejo Bergkristall (Gusen II sub-campo de Mauthausen-Gusen Konzentrationslager)

La mayoría trabajaba en las canteras; el que desobedecía cualquier orden era azotado desnudo o ejecutado sin más. El sistema de trabajo era por eliminación: sólo trabajaban aquellos que superaban determinadas pruebas, como la de saltar un bastón colocado a cierta altura; a os más débiles y a los enfermos los enviaban al campo de Güssen, un destacamento situado a tres o cuatro kilómetros del campo principal de Mauthausen, donde eran exterminados en el horno crematorio o en las cámaras de gas.

Después de trabajar en las canteras durante el día y sin apenas comida, muchas noches los torturaban haciéndoles acostar y levantar sucesivamente durante horas, a fuerza de bastonazos, o los sometían al agua a presión de las mangueras de riego. Durante aquellas sesiones muchos quedaban muertos. Algunos se lanzaban a las alambradas electrificadas para suicidarse.

Y en Güssen, cada noche, unos cuantos prisioneros morían ahogados en cubas de agua tras sumergirles la cabeza los miembros de las S.S. Al que guardaba mondaduras de patatas para comérselas luego, le hacían llevar una piedra a cuestas durante toda la noche, o si mataban una rata para asarla los castigaban con veinticinco garrotazos, y muchos morían antes de que el castigo finalizara. Cuando llegaban más prisioneros y faltaba sitio, a os más débiles les provocaban la muerte mediante una inyección de gasolina antes de enviarlos al horno crematorio.

Los judíos no se mezclaban con los demás, a ellos los trataban todavía peor.

Por el campo de concentración de Mauthausen pasaron más de ciento cincuenta mil prisioneros de veintisiete nacionalidades diferentes, de los que murieron más de ciento cuarenta mil. Los hornos crematorios funcionaban las veinticuatro horas al día y una columna de humo denso podía verse desde varios kilómetros de distancia.

Como se adelanta en el título, un soldado republicano de Abengibre hizo aquel viaje, y estuvo allí, en Mauthausen, y fue llevado al cercano destacamento de Güssen, donde fue asesinado el día siete de diciembre de 1941; tenía veinte años. Se llamaba MIGUEL CARRASCO GARCÍA, tío de María Ángela Carrasco Plaza (la Mariángela de la Pichina).

Acaban de cumplirse sesenta años desde que en 1945 fueron liberados por las tropas aliadas los campos de concentración y de exterminio nazis: Mauthausen y su destacamento Güssen, Auschwitz, Buchewald, Treblinka, Dachau, Flossenburg, Sobidor, Majdanek…, concebidos para acabar con los grupos que según los nazis amenazaban la supremacía de la raza aria, y en los que fueron exterminados más de seis millones de judíos, gitanos y otras minorías.

Entre Mauthausen y Güssen, más de cinco mil españoles fueron asesinados, de los cuáles más de quinientos eran de Castilla-La Mancha; casi cien de la provincia de Albacete, y de estos, uno era de Abengibre.

Aunque desde entonces hayan transcurrido más de sesenta años, todos tenemos las responsabilidad moral de recordar lo que ocurrió, y de evitar cualquier manifestación propia o ajena de racismo, cualquier gesto de intolerancia, de discriminación por el color de la piel, por las creencias religiosas o las ideas políticas. Así rendiremos homenaje a los más de seis millones de víctimas del holocausto nazi, y honraremos a nuestro paisano MIGUEL CARRASCO GARCÍA, cuyo nombre merece ser repetido y escrito con letras mayúsculas.

Autor: Juan García Montero, 2005


Si te ha gustado el artículo puedes descargarlo en el archivo adjunto.

Luis Escobar López (1887-1963), fotógrafo ambulante, recorrió los pueblos y villas de Albacete, Ciudad Real y Cuenca de 1920 a 1960. Ha sido considerado como uno de los más importantes retratistas populares de España. Sus fotografías llenas de verdad, sin impostación alguna, han convertido a este autor en un clásico en la historia de la fotografía española.

Entre su gran colección fotográfica, Escobar contaba con un interesante archivo fotográfico sobre nuestro pueblo, Abengibre.

Cómo consultar estas imágenes

Puedes disfrutar de estas imágenes en la web de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Sólo tienes que acceder al buscador situado a la izquierda y poner el nombre de nuestro pueblo en el campo «Municipio». Te deberían aparecer 31 fotografías antiguas en blanco y negro, pero últimamente funciona bastante mal, incluso con el Explorer, que es para el que tienen optimizada la web.

También puedes consultar los fondos de la Biblioteca Digital de Castilla-La Mancha. En esta ocasión vete a la pestaña «Archivo de la Imagen». Te aparecerá un menú lateral en gris: debes hacer clic en «Búsqueda». En el campo «Localidad» selecciona «Abengibre» y pincha sobre el botón «Buscar» y se cargará una página con una miniatura de la imagen y su descripción. Haciendo clic sobre ellas se cargará una página nueva con la imagen ampliada y varios botones para descargarla o imprimirla.

Espero que disfrutes mucho con esta estupenda galería de fotos antiguas de Abengibre.

¡Ah!, una cosilla: si reconoces a alguna de las personas que hay en las fotos, por favor, ponte en contacto conmigo para decírmelo porque podemos añadirlo a las fotos.

En los anteriores post te mencioné algunas ideas de regalos con sabor abengibreño para que puedas sorprender este año: regalos para amantes de la lectura, regalos para amantes de las gastronomía y Abengibre en imágenes.

Si ninguna de las anteriores ideas te hace demasiada ilusión, tal vez debas recurrir a la fe para acertar en tu regalo 🙂

Objetos de San Miguel Arcángel

Una de las opciones es comprar alguno de los objetos de San Miguel que se venden en la Iglesia de Abengibre.

Normalmente ponen un pequeño mostrador a la salida de la iglesia durante las fiestas más importantes, y ahora puedes aprovechar la oportunidad que te brindan las Fiestas de Mayo. Pero si no has llegado a tiempo, puedes contactar con mi madre (la Ramona de Jesús y la Antonia de la Santa) o con cualquier persona relacionada con la Iglesia (Angelete de Custodio, Mateo de Benito, con el párroco…) para que te muestren el amplio catálogo de productos: pulseras, llaveros, linternas, cuadros, fotos, banderines, banderas, rosarios, medallas, pegatinas para los coches, imanes para neveras, alfileres, estampas, cuadros, cortaúñas, adornos y muchas cosas más entre las que seguro que encontrarás algo que te guste.

Un retablo personalizado

retablo Abengibre Juan CarlosUn amigo mío, Juan Carlos, es un artesano pintor de retablos y realiza retablos por encargo, únicos, que puede personalizar con las imágenes de los santos a los que tenga más devoción tu familia o los de su onomástica, o copias de retablos de iglesias y parroquias. En la imagen puedes ver el que me regaló a mí, presidido por San Miguel y la Virgen del Rosario, y las imágenes de los santos de las onomásticas de mis padres y hermanos.

También realiza diseños de felicitaciones de Navidad o celebraciones especiales; dibujos alegóricos, de trajes regionales…, vamos, de todo lo que se te ocurra, así como de monumentos, por lo que puedes encargarle dibujos de los edificios del pueblo que más de gusten, por ejemplo.

Los realiza sobre fondo negro en tinta plateada o dorada; también sobre papel pergamino y tinta negra, o papel normal en tonos blancos, beige y amarillo, pudiendo realizarse en cualquier otro color; y sobre hojas de acetato transparente y tintas negras y azul.

Puedes ver su trabajo, consultar los precios y condiciones de envío o contactar con él a través de su blog, Templetillo Retablos.

¡Sorprende a tu familia y amigos con estos barrocos detalles!


¿Tienes alguna otra idea de regalo relacionado con el pueblo que no esté aquí? Escríbeme, estaré encantada de añadirla 😉
¿Te han gustado estas sugerencias? Entonces, compártelas en tus redes sociales.