La Manchuela se confirma como epicentro científico. El director del Instituto de Neurociencias de Alicante, Salvador Martínez, ha reunido a más de una veintena de investigadores en su casa de Abengibre, pero si el año pasado citó a referentes en el cerebelo, como el médico Constantino Sotelo, o al “Brain Prize” Richard Morris, este año ha invitado a los más jóvenes del laboratorio junto a psiquiatras y terapeutas ocupacionales con el fin de ahondar en el sistema emocional.

El catedrático albaceteño ha partido de una máxima: “La enfermedad mental es del cerebro, no del alma, siempre hay una causa física”. Pero cómo se puede ayudar a funcionar a esas zonas que no actúan como debieran. Ahí ha estado la clave de Neuroabengibre 2017.

Y es que un pequeño pueblo albaceteño de menos de 800 habitantes asume un tornado científico todos los años, el que provoca el catedrático Salvador Martínez. Después de trabajar durante todo el año entre ordenadores, estadísticas, ensayos y probetas, estos “ratones de laboratorio”, venidos de los puntos más dispares, se reúnen en Abengibre en una sesión de trabajo que les sirve para poner en común las distintas líneas de investigación y para desconectar de la sacrificada vida del investigador.

Este encuentro nació hace más de una década. Salvador Martínez, neurólogo e investigador, decidió abrir su casa a la ciencia para presumir de su tierra y sacar a sus compañeros de la rutina. Incluso se preocupa en ocasiones de diseñar una camiseta que los científicos lucen con orgullo cuando, después del encuentro de trabajo, recorren las calles de Abengibre.

Así, en la cochera de una casa de pueblo, se discute de temas propios de un congreso de hotel de cinco estrellas. Sin embargo, el ambiente de trabajo es otro, más cálido, más íntimo.
Martínez, director del Instituto de Neurociencias de Alicante, es un referente mundial en la investigación del cerebro. Premio Extraordinario de Licenciatura y de Doctorado, además de catedrático, se ha formado en los mejores centros, como el Hospital de la Salpetriere, en París, o en San Francisco, en el Nina Ireland Neurogenetics Lab.

En su cochera se ha hablado esta semana de la identificación de poblaciones neuronales eferentes; de la identificación de nuevas moléculas en la guía axonal del tracto retroflejo; de la sustancia negra como diana intermedia del tracto retroflejo; del desarrollo del sistema vascular en el cerebro del pollo; de corrientes de potasio en neuronas piramidales de la corteza retroesplenial; de mecanismos de inmunotolerancia en pericitos durante la progresión del glioblastoma o de los mecanismos moleculares y celulares implicados en la falta de maduración neuronal en el Síndrome de Rett.

Han intervenido los investigadores Iris Juarez, Verónica Company, Carla Crespo, Adrián Guerrero, Fran Cabello, Rita Robles, Noelia Mateu, Rut Valdor y María Luisa Molina.

Autor: Diario Sanitario de Albacete

Conocidas tradicionalmente como las Fiestas de San Miguel El Pequeño o San Miguel El Pobre, las Fiestas de Mayo de Abengibre, se celebran como conmemoración de la aparición del Arcángel en Abengibre en el paraje conocido como la "Casilla de Juan Valienta". Es una historia muy curiosa que, si no conoces, te animo a consultar.

Mucho ha llovido desde entonces y ya quedaron atrás las antiguas costumbres como las carreras de cintas y las Hijas de María. Hoy, siguen inquebrantables las tradiciones de las verbenas y la bajada del patrón hasta la iglesia, casi siempre a hombros de los hombres. Otras han dado paso a actividades para los más pequeños, es lo que tiene el paso del tiempo, todo lo transforma… De cualquier modo, la ilusión es la misma y la ganas de disfrutar también, así que, sin más preámbulos, aquí tenéis el programa completo que me han enviado desde el Ayuntamiento, calentito, calentito…

Viernes 5

11’45 h. Cuentatíteres con La Tirita Teatro, en la biblioteca, para niñ@s del colegio y para el CADIG Abengibre.
19’30 h. Desde el parque Los Pinos subida a la Ermita de San Miguel acompañados por la Banda de Música de Abengibre. A continuación bajada del Patrón a la Iglesia Parroquial.

Sábado 6

11’00 a 20’30 h. En el Parque los Pinos, Juegos Gigantes con Trencadis.
12’30 h. Gazpachada Popular, en la ermita. Los gazpachos se cocinarán
in situ, se realizarán con butano y el suelo se cubrirá de cartón,
madera, etc. Al terminar cada grupo deberá dejar limpio el espacio
ocupado.
17’00 a 19’00 h. Exposiciones:

  • En la 1º planta del Ayuntamiento: “Arte Rupestre en el Campo de Hellín”.
  • En la 2º planta del Ayuntamiento: Exposición Arqueológica.

00’00 h. En el Polivalente Verbena con la Orquesta JAMAICA.

Domingo 7

12’00 h. Santa Misa en la Iglesia Parroquial de San Miguel.
17’00 a 19’00 h. Exposiciones.
19’00 h. Tarde de copla con Silvia Molina, concursante del programa de TVCLM “A tu vera”. Acompañarán con bailes de salón Paco y Encarna.
00’00 h. En el Polivalente, noche de baile con el Dúo Latino.

Lunes 8

12’00 h. Santa Misa en honor a San Miguel y procesión de Bendición de los Campos.
17’00 a 19’00 h. Exposiciones.
19’00 h. Tarde de baile con el Dúo Latino en el polivalente.

Puedes descargarte el programa en PDF desde el archivo adjunto.

¡Felices fiestas a tod@s!

Aunque no esté en el pueblo, sigo teniendo buenos corresponsales allí y gracias a Javier García Cebrián he podido conseguir los horarios de las Semanas de Pasión y Santa de Abengibre para que tod@s podamos estar al día de cuando asistir a los oficios religiosos.

Semana de Pasión

5 de abril, Miércoles de Pasión

7 de la tarde: Triduo a Nuestra Señora de los Dolores
(Conoce más sobre el Triduo en este artículo)

6 de abril, Jueves de Pasión

7 de la tarde: Triduo a Nuestra Señora de los Dolores.

7 de abril, Viernes de Dolor

7 de la tarde: Triduo a Nuestra Señora de los Dolores y procesión con la imagen de la Virgen de los Dolores.
(Conoce más sobre el Viernes de Dolor en este artículo)

Semana Santa

9 de abril, Domingo de Ramos

12:30, Procesión de Ramos y Eucaristía
(Celebración del Domingo de Ramos en Abengibre)

13 de abril, Jueves Santo

7 de la tarde: Celebración de la Cena del Señor.
Procesión de Nuestra Señora de los Dolores. Soledad y Dolor.
(Sobre la celebración del Jueves Santo en Abengibre)

14 de abril, Viernes Santo

8 de la mañana: Vía Crucis. Oración ante el Santísimo.
6 de la tarde: Santos Oficios.
9 de la noche: Procesión del Santo Entierro.
(Sobre la celebración del Viernes Santo en Abengibre)

15 de abril, Sábado Santo

10 de la noche: Celebración Pascual y Procesión del Encuentro.
(Sobre la celebración del Sábado de Gloria en Abengibre)

16 de abril, Domingo de Resurrección

12 de la mañana, Eucaristía
(Sobre el Domingo de Resurrección en Abengibre)
Y si no os sabéis los cánticos de las procesiones, no os preocupéis, porque también los tengo aquí: Cánticos de Semana Santa ¡Feliz Pascua de Resurrección para tod@s!

Este sábado, 4 de marzo, a las 11 de la noche, se celebrará el Concurso de Carnaval de Abengibre en el Polivalente, organizado por el Ayuntamiento de Abengibre.

Como en anteriores ocasiones, el Concurso comenzará con un Desfile de Disfraces y finalizará con la Entrega de Premios a los mejores disfraces en las categorías de adultos e infantiles.

Dentro de la categoría de adultos, se han establecido premios para el mejor disfraz individual, de pareja y comparsa formada por cinco o más componentes, y por tres o cuatro componentes.

En la categoría infantil, habrá premios para los tres mejores disfraces individuales y las tres mejores comparsas.

Resumen de los premios

Premios adultos

1º Individual 40€
1º Pareja 75€
1º Comparsas (5 o + componentes) 150€ y Comparsas (4 ó 3 componentes) 90€
2º Comparsas 85€
3º Comparsas 65€

Premios infantiles

Individual: 1º, 2º y 3º
Comparsa: 1º, 2º y 3º (nacidos desde 2004)
Puedes descargarte el programa del Carnaval en PDF desde el archivo adjunto. ¡Feliz carnaval a tod@s!
Fuente: Ayuntamiento de Abengibre

Para los abengibreños, la Piedra Encantá siempre ha estado rodeada de un halo de misterio y leyenda. Muchas historias han surgido en torno a ella…

Un icono para Abengibre

Para los abengibreños, la Piedra Encantá siempre ha estado rodeada de un halo de misterio y leyenda, tal vez porque siempre debe haber algo interesante en los pueblos o tal vez por la propia magia que hace que, desde que tenemos constancia, se encuentre suspendida en una pendiente con el sólo apoyo de una piedra que no mide más que una pelota.

Los quintos han intentado tirarla durante años

Siempre nos han contado que todos los hombres fuertes del pueblo han intentado tirarla, bien por el peligro que ocasionaría si alguna vez hubiera caído sobre las huertas, bien por medir la fuerza de los mozos y pasar a la historia como «el que consiguió tirar la Piedra Encantá». Hasta el propio Sebastián de Juanaco, una especie de «Sansón a la abengibreña», intentó moverla, pero nada… Por suerte, no lo han conseguido y ahí sigue, dando la bienvenida a todo aquel que llega al pueblo por la carretera de Albacete.

Pero la historia más bonita de todas es una leyenda…

Cuando el Picallo no era un bonito jardín con vistas a La Cañá, cuando las farolas no existían todavía y las sombras se adueñaban de todos los rincones del pueblo, cuando la superstición ganaba la batalla a la razón y la noche era noche, me contaron la historia de la Piedra Encantá y desde entonces…, la sigo mirando con recelo.

Cuentan que hace muchos años, en la mágica Noche de San Juan, si ibas al Picallo a las 12 de la noche, cuando todo estaba a oscuras, tú solo, sin nadie a tu alrededor y esperabas paciente, en silencio, la Piedra Encantá se abría y de ella salía una bella mujer, vestida con ropas de seda blanca, mesándose sus largos cabellos…
Pero decían que ella tenía una legra leyenda y que todo aquel que conseguía ver su rostro, pronto moriría.

A mi tía Virtudes, que pasaba tanto miedo como yo mientras me contaba estas historias

Érase una vez un pastorcillo muy joven, casi un niño, que se ganaba la vida yendo de aquí para allá con un gran rebaño de ovejas. Muchas veces, el pastor era tan pobre que tenía que alejarse mucho para dar de comer a los animales, atravesando cañadas y caminos.

Así, el pastorcillo se veía obligado a pasar muchas noches al raso, sin más cobijo que una manta que llevaba en su burrilla, y para no sentirse tan sólo hablaba con la luna hasta que se dormía.

Se creía muy valiente por dormir siempre solo fuera de su casa y noche tras noche, subido en una roca, desafiaba a la luna: «Luna ¿por qué no bajas?», «¡Luna, a que no te atreves a bajar!», «¿Es que no me oyes?»… y así una noche y otra y otra hasta que una de las veces… la luna bajó y… ¡Aummm! ¡Se lo comió con roca y todo!

Desde entonces, podemos ver al pastorcillo en las sombras de la luna, subido en una roca, con los brazos en alto…

Desde que era muy pequeña me ha gustado mirar a la luna, siempre me ha parecido que por muchas veces que la mires, nunca es igual y siempre te deslumbra. Ahora siempre me acuerdo de mi padre, a quien voy a echar de menos siempre…