Entradas

Encarna es una persona encantadora, siempre con la sonrisa en la boca, con un gran sentido del humor y muy cariñosa. Implicada y comprometida con su trabajo. Poco más podría decirse de una persona, ¿verdad? Pues sí, ella es mucho más, es abengibreña de pura cepa y tiene un profundo amor por su tierra, sus gentes y sus costumbres. Con ella repasaremos, además, una parte de la historia de nuestro pueblo que muchos recordaremos con nostalgia.

Cuéntanos algo sobre ti

  • Soy una mujer de lo más normal, muy amiga de mis amigos y para quien la familia, el trabajo y la amistad son los pilares que sustentan el mundo.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Soy la Encarna de Pepillo "el del Zurdo" y de la Isabel de la Encarna.

Háblanos de tu trabajo o a qué te dedicas

  • Estudié Enfermería en la Escuela Universitaria de Albacete y me especialicé en Salud Mental. He trabajado prácticamente siempre en este campo de la enfermedad mental, que tan desconocido es para mucha gente y que tan gratificante es para mí.

Eres hija de uno de los alcaldes que más tiempo ha estado en el cargo, José Carrión Pérez, ¿cómo recuerdas aquella época o las experiencias de la alcaldía junto a tu padre?

  • El recuerdo, todavía muy reciente de mi padre, me llena de orgullo y cariño. Los recuerdos que tengo de aquella amplia época son innumerables y siempre con mi madre apoyándole y aconsejándole. Recuerdo que no había horario, que cualquier vecino, a cualquier hora acudía a nuestra casa con la esperanza de que su problema se solucionara. Su ilusión era que se invirtiera en el pueblo, que las fiestas fueran las mejores, ayudar a quien lo necesitaba… y tantas cosas más!!!!

Naciste y te criaste en Abengibre, pero vives en Albacete desde hace muchos años, ¿abengibreña o albaceteña?

  • Abengibreña, sin lugar a dudas!!! Mis raíces y mi infancia son abengibreñas… En Albacete llevo casi 30 años y me encanta vivir aquí, no me imagino un sitio mejor para vivir y trabajar.

¿Qué piensas o qué sientes al ver la silueta del pueblo cuando vuelves de viaje?

  • Es volver a casa… Aunque hay un antes y un después.

Cuando estás fuera del pueblo y nombras o dices que eres de Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • Abengibre, Dios nos libre!!!!!!. Pero siempre les respondo: De los que van, que ninguno lleva merienda!!!

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeña

  • Me gustaba todo: Las nevadas que solían caer todos los inviernos, el olor de las higueras en el patio de mis abuelos, salir por los campos explorando y buscando "grillos", pasear al anochecer aunque los chicos nos tiraran chilindrones, bajar a la fuente de la Higuera con mi pandilla… No te pongo más cosas porque me pasaría todo el día.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora

  • Lo que más me gusta es cuando coincido con mis amigos y comparto momentos con ellos.
    No me gusta la despoblación que está sufriendo, no solo nuestro pueblo, si no otros muchos. Me entristece ver la cantidad de casas que se han quedado "con sus fantasmas". Tampoco me gusta la falta de medios culturales, especialmente para los jóvenes.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • Tengo tantísimas. Pero recuerdo que mi madre nos compró unas sandalias nuevas y nos fuimos a la Balsa de Don Juan, nos metimos en la acequia y la corriente se llevó una de las sandalias de mi hermana Rosa… La recuperamos con la ayuda de mi madre, que además nos dio unos cuantos azotes.

Una palabra abengibreña

  • Pachincha

Una expresión abengibreña

  • Miasi reventaras como el almacén de la pólvora!!!!!

Una comida abengibreña

  • El morteruelo

Un dulce o postre abengibreño

  • Las Fritillas y los rollos de Semana Santa

Una fiesta abengibreña

  • San Miguel

Un/a abengibreño/a al que admires o recuerdes con cariño

  • Doña Petrita y, por supuesto, Don José

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • Barranco Romero y La Fuensanta

Un juego popular (infantil o actual) que te guste

  • El Descanse, la Lima…

¿Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico?

  • Por supuesto, los Platos Ibéricos.

Algún cuento o leyenda que recuerdes sobre Abengibre

  • Juanico y la Marijuíca, y el Tío del Saco.

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta

  • La conozco un poco y creo que estás haciendo una enorme labor para que nuestro pueblo y su esencia sea más conocido. De casta le viene al galgo!!!!

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo

  • De pequeña cuando iba a la droguería que entonces tenía tu madre, salías para el mostrador con un color sonrosado en las mejillas que siempre me llamaba la atención.

¿Algo que te gustaría añadir?

  • Sería estupendo que se pudiera hacer algo para "repoblar" el pueblo.

¿A quién enviarías esta entrevista?

  • A mi padre

Gracias por contestar a la entrevista y por tantas cosas que nos has recordado. Espero verte pronto por el pueblo. Besicos 🙂

Parafraseando a Arguiñano, te propongo unas recetas ricas, ricas y con fundamento para que tus días de Cuaresma sean mucho más llevaderos. ¡Prepara tu cocina y rescata las recetas tradiciones de Abengibre!

Entrantes y acompañamientos

Para picar un poco antes de comer te propongo comenzar con un exquisito plato de ajo untado en una buena rebanada de torta de picos o de una barra de pan normal, cualquier opción es buena.

También puedes hacer para el centro de la mesa una fuente de moje y para ir abriendo boca, un buen trozo de Torta de sardinas.

Primeros platos

En cuanto al plato base, tienes mucho donde elegir:

  • Atasca, típica de los días de lluvia, pero también de esta vigilia, pues no lleva carne. Una comida consistente, con altos valores energéticos.
  • Guiso de Bacalao, una receta típica para el periodo de cuaresma de la Semana Santa, pues sus ingredientes principales son patata y bacalao.
  • Potaje de rellenos, uno de los platos más tradicionales de la Semana Santa, con sus pelotas de relleno.
  • Potaje con hojas de cardo, una comida de antaño que, con pequeñas variaciones, podrá servir para preparar varios platos incluso en vigilia.
  • Y, si te va más el dulce, puedes decantarte por unas deliciosas Gachasmigas con azúcar, un plato que se pueden comer en frío o caliente y, si nos gusta, con canela espolvoreada. Un dulce preludio que nos preparará para los excelentes postres semanasanteros.

Postres

En el apartado de postres, los dulces más típicos de la Semana Santa abengibreña son las Fritillas y los Rollos fritos, que bien puedes tomar acompañados o mojados en un café con leche; o, por qué no, unos nuégados, unas pepas o unos sequillos, menos típicos de estas fechas pero igual de exquisitos.

Y ya está, hasta aquí mi propuesta de menús semanasanteros, ¿tenéis alguna receta más para completar?

Espero vuestros comentarios 🙂

Leopoldo es una persona trabajadora y apasionado de la música, que está luchando contra viento y espada para que la banda de música de Abengibre siga adelante a pesar de la difícil situación a la que se enfrenta, sin apoyos económicos ni institucionales. Desde aquí hago un llamamiento para apelar a la generosidad de los grandes empresarios de nuestro pueblo, para que ayuden a que la banda no desaparezca.

Cuéntanos algo sobre ti

  • Nací en 1981 y desde los 8 años formo parte de la Banda de Música de Abengibre. Gracias a que había Banda pude descubrir mi pasión por la música y gracias al esfuerzo de mi padre he podido estudiar en el Real Conservatorio Profesional de Música y Danza de Albacete, y Dirección de Banda con el prestigioso director Jose Rafael Pascual Villaplana.
    La verdad es que no concibo una vida sin música, sin pasacalles, conciertos, procesiones, ensayos… Si lo pensamos, la música está presente en muchos momentos de nuestra vida y, en concreto, la música de la Banda está presente en muchos momentos de la vida del pueblo (Fiestas, procesiones, verano, Navidad…). Me daría mucha pena que las generaciones futuras no puedan disfrutar de esto.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Soy hijo de la Isabel de los machos y de Jesús (de Bormate).

Háblanos de tu trabajo o a qué te dedicas

  • La música ocupa mucho tiempo en mi vida porque soy Maestro en la especialidad de Música (interino sufriendo los recortes de turno) y el Director de la Banda de Música de Valdeganga y Abengibre.

Has nacido en Abengibre y vivido en varias ciudades, ¿dónde te gusta vivir?

  • He vivido en Albacete y Guadalajara y no cambiaría por nada del mundo el vivir en el pueblo. Lo he tenido fácil al ser mi mujer, Maribel, también del pueblo.

¿Qué piensas o qué sientes al ver la silueta del pueblo cuando vuelves de viaje?

  • La sensación de estar en casa.

Cuando estás fuera del pueblo y dices que eres de Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • ¿Aben… qué? Pero cuando les dices que está al lado de Fuentealbilla lo ubican rápidamente.

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeño

  • Lo que más Jueveslardero (y me sigue gustando) y lo que menos…, no lo recuerdo, la verdad es que cuando eres crío tu pueblo es el mejor del mundo.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora

  • Lo que más poder tener a la familia cerca y saber que si sales a tomar algo siempre vas a tener a alguien conocido con quien hablar. Y lo que menos, creo que, en general, somos un pueblo poco participativo, nos gusta que nos den todo hecho.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • Uffff, miles de historias con los amigos los domingos por la tarde, pero mejor no contarlas…

Una palabra abengibreña

  • Baldao

Una expresión abengibreña

  • ¡Será risión!

Una comida abengibreña

  • La paella de mi madre.

Un dulce o postre abengibreño

  • Las cañitas rellenas de crema en Semana Santa.

Una fiesta abengibreña

  • Los Alardes.

Un/a abengibreño/a al que admires o recuerdes con cariño

  • Recuerdo con mucho cariño a mi abuelo José “el de los Machos”. Todos los domingos al salir de misa me daba algunas pesetillas para comprar golosinas.
    Siento admiración por todos los que, como mi abuelo, se recorrían los pueblos buscándose la vida.

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • La ermita, me gusta mucho ir con mi hijo y recorrer sus rincones.

Un juego popular (infantil o actual) que te guste

  • El “quemao críos contra crías”, era un fijo en los cumpleaños.

¿Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico?

  • El cuadro de San Miguel que hay en la iglesia, la verdad es que me alegré al ver que lo sacaron de la capilla de bautismo y ahora todo el mundo puede verlo en el altar mayor.

Algún cuento o leyenda que recuerdes sobre Abengibre

  • La Leyenda de la Piedra Encantá, qué abengibreño no la ha oído alguna vez, ¿no?

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta

  • La verdad es que la visito con frecuencia, me parece que estás haciendo un magnífico trabajo. En mi opinión solo falta algo sobre la banda pero creo que eso va a cambiar pronto (me comprometo a ayudarte).

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo

  • Recuerdo verte el día de los Alardes pendiente de tu hermano o alguna vez tomando algo en el Poyo.

¿Algo que te gustaría añadir?

  • Solo darte ánimos para que sigas con esto adelante.

¿A quién enviarías esta entrevista?

  • A quien quiera leerla.

¿Quién te gustaría que contestara a esta entrevista?

  • Bautista, me parece que es una persona que conoce muy bien la historia del pueblo y además fue quien me animó a hacer el arreglo del Himno a San Miguel que tocamos con la Banda. Me parece una persona culta que seguro tiene cosas interesantes que contar.

Gracias por tu tiempo, espero verte pronto por el pueblo. Y mucho ánimo para seguir con la Banda de Música a pesar de las dificultades, has hecho un gran trabajo.

  • Un saludo y gracias por acordarte de mí.

Perfil de Leopoldo en Facebook

Sí, como lo lees… Zapanines, una zapatería infantil de Valdemoro (Madrid) ha expuesto en su tienda una pequeña colección de los antiguos zapatos infantiles que Paco el de la Pichina tenía en su tienda de la calle Calvario.

Pero, ¿cómo es posible?

Muy sencillo: las dueñas son amigas mías y cuando les comenté que mi madre conservaba una pequeña muestra de calzado antiguo quisieron verlo. Tanto les gustó que me pidieron poder exponerlo en su tienda. ¡Quedaron encantados por los pequeños modelitos!

¿Y cómo tenía mi madre esos zapatos?

Cuando derribaron el almacén que había frente a la casa de la Chica Nares, mi madre vio cómo echaban a un remolque todo lo que había dentro. Por casualidad cayeron al suelo algunas de las pequeñas cajas de las salieron unos preciosos zapatitos de vestir de bebé. Le parecieron tan bonitos y le dio tanta pena, que les pidió poder quedarse con algunos de ellos. ¡Y así nació esta colección!

Qué podemos ver en la exposición

Esta pequeña exposición cuenta con dos pares de sandalias blancas de bebé, unos zapatitos naranjas de niña, dos pares de zapatos de charol negros de niño y otros tres pares de zapatos de vestir, también de niño. Entre todos ellos destaca un par de zapatos de charol granate, con lengüeta, que son un primor…

¡Tan bonitos son los zapatitos que hay clientes que piensan que son una muestra de la nueva colección de primavera!

La propietaria de la tienda, Julia Jiménez, también me ha comentado que hay mucha gente que pregunta si los zapatos se venden, al precio que sea, porque les encantaría tenerlos para una colección privada pero, claro, no están en venta…

Si queréis ver en detalle estos preciosos zapatos, en la página de Facebook de Zapanines tenéis un completo álbum de fotos con todos los modelos de la exposición.

¡Espero que os gusten!

Como ya os comenté en otras ocasiones, Clara Sánchez, la hija de Diego el de las puertas, es una chica muy creativa, con gran afición por las nuevas tecnologías.

Aprovechando su amabilidad y su buen hacer, le pedí que realizara un vídeo que describiera todo lo que podemos encontrar en mi web, Abengibre.net, y este es el magnífico resultado.

Espero que os guste tanto como a mí.

Podéis conocer algo más sobre ella en la Abentrevista que mantuvimso hace un tiempo: Entrevista a Clara Sánchez, creadora de La Web de Clara

comprobar parte de su trabajo en su web: La Web de Clara, aunque desde hace un tiempo tiene los permisos restringidos. La forma de acceder es con una cuenta de WordPress y con el permiso de su propietaria. Una vez que hayas creado una cuenta de WordPress, accede y vuelve a visitar la pantalla principal de la web para solicitar una invitación.

Espero vuestros comentarios y que lo compartáis en vuestras redes sociales 🙂

Teresa es una persona decidida, que no dudó en dejarlo todo por amor y formar una familia en una de las ciudades más bonitas del mundo: Florencia. También es una mujer emprendedora que ha trabajado muy duro para conseguir su sueño: crear su propia firma de moda, Flica, y con un gran éxito.

Cuéntanos algo sobre ti

  • Me llamo Teresa y tengo el privilegio de vivir, desde hace 30 años ya, en una de las ciudades más bonitas del mundo: Florencia. Estoy casada con un italiano y tengo dos hijos, Martina y Edoardo. Trabajo como autónoma y tengo una tienda de productos artesanos que creamos nosotros.
    A parte adorar a mi familia y mi trabajo, me gusta viajar, leer y escuchar música.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • La Teresa de la Carmen de Rogelio y Ángel de la Sisa, o la hija de la Carmen del pastor.

Háblanos de tu trabajo o a qué te dedicas

Vives en Florencia desde hace muchos años y allí has formado una estupenda familia, de modo que esta pregunta te resultará algo difícil de contestar: ¿abengibreña o florentina?

  • ¡ABENGIBREÑA!

¿Qué piensas o qué sientes al ver el pueblo cuando llegas de viaje?

  • ¡Ya estoy en mi casa!

Cuando estás fuera del pueblo y dices que eres de Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • «¿Cómo? ¿Alben… Ambre… gibre?» No saben ni pronunciar el nombre, para orientarles les tengo que decir que es un pueblecito de La Mancha, la tierra de Don Quijote. Pero aún así no saben muy bien de qué estamos hablando…

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeña

  • ¡Me gustaba todo! La gente, estar en la calle, jugar a la comba en la placeta, merendar pan y chocolate… ¡Todo!

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo

  • Me gusta mucho la Fiesta de la Convivencia, es una buena manera para reencontrarnos todos cada año. Lo que no me gusta son las divisiones que se han creado entre las personas por cuestiones políticas.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • Cuando me iba con las amigas el día de San Juan a la Fuensanta a lavarnos la cara y luego a coger caracoles en las huertas.

Una palabra abengibreña

  • Golismiaera

Una expresión abengibreña

  • «¡Ay San Miguel bendito ampáranos!» o «Me voy a tirar un cohete a la Piedra Encantá para romper el nublo.»

Una comida abengibreña

  • El morteruelo

Un dulce o postre abengibreño

  • El hornazo

Una fiesta abengibreña

  • Las Fiestas de San Miguel el Grande

Un/a abengibreño/a al que admires o recuerdes con cariño

  • Don José, maestro de vida.

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • La Fuensanta

Un juego popular (infantil o actual) que te guste

  • El botechunga

¿Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico?

  • Los platos conservados en el museo de Madrid.

Algún cuento o leyenda que recuerdes sobre Abengibre

  • Cuentos no, leyendas muchas, las que me contaba mi vecina Fermina cuando me cogía en brazos y se sentaba en su mecedora al lado de la chimenea.

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta

  • No lo conocía antes de esta entrevista, le he dado una ojeada y parece muy interesante.

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo

  • No sé los años que tienes, pero creo que eras pequeñísima cuando yo me marché a Italia. Tengo recuerdos de tu hermana, de tus padres, de la Virtudes, de la Antonia de la Santa, tu abuela.

¿Algo que te gustaría añadir?

  • Que me considero una ciudadana del mundo, pero mis raíces están en Abengibre, mi pueblo.

¿A quién enviarías esta entrevista?

  • A mi hija Martina, que aunque haya nacido en Florencia es más española que yo.

¿Quién te gustaría que contestara a esta entrevista?

  • Mi hija.

Gracias por tu tiempo, espero verte pronto por el pueblo. Ha sido un placer contactar contigo y tu familia, me lo paso en grande con vosotras.

  • Gracias a ti Rosa, yo también espero verte pronto.

Flica es una colección diseñada por una abengibreña afincada en Florencia, Teresa Pérez (la hija de la Carmen de Rogelio). Se trata de una pequeña línea de ropa de mujer, de serie limitada, cosida a mano y confeccionada en la más exquisita seda italiana.

¿A que suena estupenda? Pues espera a ver los diseños…

Cada diseño es único, pues Teresa plasma en ellos el deseo de cada clienta por llevar una prenda especial, que no se pueda encontrar en otro lugar y, sobre todo, que esté hecha a medida si así lo requiere.

El tejido que emplea es pura seda que llega desde una de las mejores sederías de Italia y cada modelo está enteramente cosido a mano.

Los precios varían dependiendo de la prenda, del modelo y de la elaboración (lo mejor es que consultes con ella).

Uno de los modelos de vestido de la colección Flica, de Teresa Pérez de VilianiCómo surgió Flica

Los diseños de la colección Flica nacen de la pasión que Teresa tuvo siempre por la moda y de su dilatada experiencia como responsable en las tiendas de Benetton del centro de Florencia, donde se ocupaba también de elegir las prendas de las colecciones de cada temporada.

Cuando tuvo a sus dos hijos dejó su cargo para dedicarles todo el tiempo posible, pero su pasión seguía ahí, y ahora ha tenido la posibilidad y valentía de crear su primera colección, que ha sido recientemente expuesta en el Palacio Corsini al Parione de Florencia.

El nombre de la colección es un homenaje a sus raíces, derivado de un apodo familiar de su infancia en Abengibre.

Cómo y dónde adquirirlos

Los diseños Flica se pueden encontrar en la tienda Parione que la familia Viliani tiene en vía dello Studio 11r, de Florencia, o se pueden encargar por Internet a través del correo electrónico embossco@tin.it, pues realizan envíos a todo el mundo. Además, puedes contactar con Teresa a través de su página de Facebook.

En su tienda también pueden encontrarse productos artesanos creados y diseñados por la familia Viliani desde 1923. Son pequeñas obras de arte realizadas con papel florentino en antiguas máquinas artesanas, de la que os hablaré muy pronto en otro post.

Tenía muchas ganas de entrevistar a Bautista porque siempre lo he admirado por su escritura, por su amor a Abengibre y, cómo no, por ser una de las personas más amables y cariñosas que conozco. Me ha costado mucho convencerle, pero aquí está por fin. Sus narraciones sobre las costumbres y el patrimonio cultural de nuestro pueblo nos han acompañado año tras año en los libros de las fiestas y ahora, además, tenemos dos publicaciones suyas que esperamos sean las primeras de muchas más.

Cuéntanos algo sobre ti

  • Estoy prejubilado, dedicándome a la familia y a la literatura, uno de mis hobbys.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Soy hijo de Juan de Bautista y de Mª Antonia del “Serrano”.

Háblanos de tus dos libros, ¿cómo surgió la idea?

  • Yo viví los éxitos deportivos de Juan Montero Carrasco (en el deporte “El Rayo” y en nuestro pueblo “Juanarro”) y las alegrías que nos produjeron sus triunfos a todos los abengibreños. Por todo ello, pensando que Juanarro merecía (y lo sigue mereciendo) un homenaje, comencé a escribir un artículo sobre su etapa de ciclista para el programa de las fiestas y fue a raíz de esas investigaciones como surgió el libro Héroes de Leyenda. Cara y cruz de unos ciclistas albaceteños 1951-1961.Mi segundo libro, Relatos de una vida, relatos de un pueblo. Bernardino Pérez Iniesta y los Alardes de Abengibre (1839-1920) se empezó a gestar en 1964 tras decirme Marcos, con toda la razón del mundo, “Te has cargado los Alardes”. Con la publicación de esta biografía, sobre el autor de los Alardes, se curó la herida que me produjo el romper, accidentalmente, el único libro que había de los Alardes.

Vives en Albacete, ¿abengibreño o albaceteño?

  • Siempre abengibreño.

¿Qué piensas o qué sientes al ver la silueta del pueblo cuando vuelves de un viaje?

  • Que vuelvo al hogar, a mi casa, el mejor lugar del mundo.

Cuando estás fuera del pueblo y dices que eres de Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • Responden “Dios me libre” pero, en seguida rectifican afirmando que la gente de Abengibre es estupenda, formal y, especialmente, trabajadora.

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeño.

  • Lo que más me gustaba era la alegría que había en el pueblo, se vivía en la calle. Lo que menos, la indiferencia, sobre todo de la gente joven, por la cultura.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora.

  • Lo que más me gusta ahora son las perspectivas laborales que tiene gracias a las dos residencias y a Tamabi, s.l. Y lo que menos, la soledad y el silencio de sus calles. Ahora, las puertas de las casas siempre están cerradas, al contrario que antes.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • La rivalidad que había con las hogueras de S. Antón y S. Blas, las “senochas” veraniegas de los vecinos contando historias, la monda de la rosa del azafrán en las calles…

Una palabra abengibreña

  • Renachil. (Uy, esa no la tengo. Tendré que añadirla cuando sepa qué significa…)

Una expresión abengibreña

  • Preguntar: “¿Ande vas?”, por ejemplo, cuando iba camino de la fuente con un cántaro y un botijo.

Una comida abengibreña

  • Atascaburra o almorta, cualquiera de las dos.

Un dulce o postre abengibreño

  • “Las fritillas”, un dulce de Semana Santa y, como postre, “tronchos o piñas” en aguasal. (Buena idea para nuevas recetas… Tomaré nota)

Una fiesta o tradición abengibreña

  • Los Alardes de moros y cristianos.

Un/a abengibreño/a al que admires o recuerdes con cariño.

  • Mi maestro, Don José Piqueras Pérez, nunca lo olvidaré. (A ver si se anima Bautista y hace una biografía porque este señor parece formidable, todos hablan maravillas de él)

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • El Parque de la Ermita, Barranco Romero…

Un juego popular (infantil o actual) que te guste

  • El juego de cartas llamado “Los Treses”.

Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico

  • “La Piedra Encantá”, un valor que se debería publicitar con alguna actividad cultural.

Algún cuento, leyenda o anécdota que recuerdes sobre Abengibre

  • La leyenda de “Sebastián de Juanaco”.

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta…

  • Sí, la conozco, es una página web imprescindible para quitarte la “morriña” del pueblo. Lo que más me gusta de abengibre.net es la variedad de temas. Me gusta mucho y, seguramente, por eso no le encuentro defectos.

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo.

  • Los colores que aparecen, espontáneamente, en tus mejillas cuando hablas apasionadamente de Abengibre.

¿Algo que te gustaría añadir?

  • Solo una cosa. Animarte a que sigas con tu web. Es una buena forma de hacer pueblo.

¿A quién enviarías esta entrevista?

  • A Miguel Vergara Ruiz (“Miguel de la Roja”).

¿Quién te gustaría que contestara a esta entrevista?

  • Cristina Torres Martínez. (Bautista, me adelanté a ti y ya publiqué esa entrevista en octubre…)

Gracias por tu tiempo, por compartir con nosotros tus recuerdos más queridos (sé que no ha sido fácil para ti), por tu amabilidad y tus cariñosas palabras hacia mí y hacia mi página. Espero verte pronto por el pueblo.

Como sabéis, el pasado jueves 22 de noviembre, el programa «El pasacalles» de Radio Castilla-La Mancha me entrevistó para que les relatara la leyenda de la Piedra Encantá y les hablara un poco sobre nuestro pueblo.

Pensaba que iba a estar muy nerviosa, pero la verdad es que los presentadores del programa, Rosa Rosado y Jose Talavera, fueron muy amables conmigo y me hicieron sentir muy cómoda el tiempo que estuve en antena, además de que hicieron una publicidad tremenda de mi web y todo fueron alabanzas. En fin, fue un placer hablar con ellos. Así que, desde aquí, quiero darles las gracias por todo.

Como mucha gente no pudo oírme, desde Facebook me pidieron que colgara el audio de la entrevista, así que aquí lo tenéis. Lo prometido es deuda.

Espero que la disfrutéis tanto como yo, porque ojo lo que me reí… 🙂

Por cierto, tener paciencia con la descarga del archivo de audio porque ¡¡son 8 megas!!!

Con motivo de mi entrevista en Radio Castilla-La Mancha sobre la leyenda de la Piedra Encantá, recordé que Cristina Torres había dicho que esta leyenda contada por la Pepa de la Adriana era una gozada. Así que, ni corta ni perezosa, llamé a su casa para que me la recitara. Desgraciadamente, Pepa está muy mayor y casi no oye, aunque tuve buenos aliados: su hijo Juanjo la buscó entre sus múltiples poesías y mi hermano Jose la fotografió y me la envió por Whatsapp (benditas tecnologías, ya no sabría vivir sin ellas… Y qué sería de mi web si no pudieran mandarme las cosas…)

Es una preciosa poesía que tiene como base la leyenda de la Piedra Encantá, en la que Pepa nos relata un sueño a partir de las advertencias de su madre sobre lo peligroso que era acercarse a la piedra. A partir de ahí, Pepa se adentra en un país encantado lleno de maravillas que se esconde dentro de la piedra, acompañada por enanitos y hadas…

Por favor, leedla con detenimiento porque es una verdadera joya.

A LA PIEDRA ENCANTÁ

Hace ya bastantes años,
recuerdo de que era niña,
que siempre estaba corriendo,
jugando con mis amigas.

Mi santa madre decía
«No te vayas al Picayo,
que sale la señorita
que tiene el pelo dorado,
y se te puede llevar
por la piedra del encanto».

¡Y qué cosa nos contaban!
Con un peine de oro
peina sus cabellos largos,
lleva trajes de tules
y va con los pies descalzos.

¿Es muy guapa?, preguntábamos.
«Sí, es muy guapa.
Pero si te coge de la mano
te entra por el agujero
de la piedra del encanto».

«Antes que se haga la noche,
vente corriendo a casa
que esa es la hora que sale
con su melena dorada».

Cuando me acostaba,
casi siempre soñaba
que la veía venir
con su túnica azulada,
y que a la puesta del sol
los rayos se reflejaban
en unos bellos cabellos
que como el oro brillaban.

Me cogía de la mano,
pasábamos por aquella
puerta secreta
de la piedra del encanto,
y yo jugando con ella,
entre contenta y miedosa,
por un país encantado
que, lleno de maravillas,
yo, en mi sueño, había forjado.

Vi a los enanitos,
y a la dulce Blancanieves.
Jugué con hadas madrinas
que hacen bonitos regalos,
cuidan de los niños buenos
si los ven desamparados.

Cuando más contenta estaba,
con todos iba jugando,
mi sueño se desvanecía
y me iba despertando.
Mi padre que me llamaba
para que estudiara un rato.

Pero una cosa sí que es cierta:
nuestra piedra del encanto,
que está siempre en Abengibre,
en mi pueblo soberano,
como un águila
posa en el pico más alto.

Ella está en nuestro Picayo,
para contarle a los niños
el secreto de la señorita
que tiene el pelo dorado
y que se lleva a los niños
por la piedra del encanto.

JOSEFA MASÍA PÉREZ