Ajo

Puede servir de base de platos como el Ajopuchero, acompañante de carnes o pescados, o comerse sólo, untado en una rebanada de pan

Puede acompañar a cualquier comida, pero en Abengibre se hace especialmente en Cuaresma para acompañar al pescado o servir de complemento a otras comidas untado sobre una rebanada de pan

AutorRamona Cebrián VergaraCategoríaDificultadAvanzado
Comensales4 Personas
Tiempo de preparación30 mins
Ingredientes del Ajoaceite
 ½ kg patatas
 2 dientes de ajo
 10 g sal
 1 huevo
 ¼ litro aceite de oliva
 1 ramita de perejil para adornar
Utensilios
 Mortero (preferiblemente de barro)
 Maza

Secreticos de la cocinera:

  • Si las patatas se ponen a cocer con la piel están más sabrosas.
  • Para que no salga muy fuerte, puede ponerse la mitad de aceite de oliva y la mitad de girasol.
  • Debe moverse siempre al mismo ritmo y en la misma dirección para evitar que se corte.
  • Para que los ajos se piquen bien y no salten, se pone un poco de sal en el fondo del mortero.
1

Se ponen a cocer las patatas. Si se ponen a cocer con la piel están más sabrosas. Para ello, lávalas bien antes de ponerlas a cocer para quitarles toda la tierra.

2

Mientras tanto, se pelan los ajos y se pican en el mortero con un poco de sal en el fondo para que no salten.

Ajo

3

Una vez cocidas las patatas se deben dejar enfriar antes de pasarlas por el mortero porque si no se "amorrinan", es decir, que no se ligan con el ajo y éste no sale.

4

Una vez frías, se les retira la piel, y se añaden al mortero donde estaban los ajos y se machaca todo lo que se pueda.

5

Después se pone una yema de huevo, se mezcla todo bien y empieza a echarse el aceite, poco a poco, siempre sin parar de remover.

Ajo

6

Una vez que se quede una pasta suave, se mete en el frigorífico y se sirve frío.

Ingredientes

Ingredientes del Ajoaceite
 ½ kg patatas
 2 dientes de ajo
 10 g sal
 1 huevo
 ¼ litro aceite de oliva
 1 ramita de perejil para adornar
Utensilios
 Mortero (preferiblemente de barro)
 Maza

Instrucciones

1

Se ponen a cocer las patatas. Si se ponen a cocer con la piel están más sabrosas. Para ello, lávalas bien antes de ponerlas a cocer para quitarles toda la tierra.

2

Mientras tanto, se pelan los ajos y se pican en el mortero con un poco de sal en el fondo para que no salten.

Ajo

3

Una vez cocidas las patatas se deben dejar enfriar antes de pasarlas por el mortero porque si no se "amorrinan", es decir, que no se ligan con el ajo y éste no sale.

4

Una vez frías, se les retira la piel, y se añaden al mortero donde estaban los ajos y se machaca todo lo que se pueda.

5

Después se pone una yema de huevo, se mezcla todo bien y empieza a echarse el aceite, poco a poco, siempre sin parar de remover.

Ajo

6

Una vez que se quede una pasta suave, se mete en el frigorífico y se sirve frío.

Ajo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.