Entradas

La festividad de San Miguel Arcángel, el 29 de septiembre, cae en jueves y, para favorecer que todos los abengibreños que vivimos fuera del pueblo podamos acudir a compartir con nuestras familias estas fechas tan importantes para todos, los festejos principales se retrasan hasta el fin de semana de octubre.

Sin embargo, el 29 de septiembre, como es costumbre, celebrará la misa y procesión en honor a nuestro patrón.

El desfile de carrozas tendrá lugar el viernes, 30 de septiembre, aproximadamente a las 6:30 de la tarde, al que seguirá el tradicional pregón.

El sábado, 1 de Octubre, será la invitación popular a la Paella Gigante que se realiza en la Plaza.

Y el domingo, sobre las 10:30 u 11:00 de la mañana, comenzarán los Alardes de Moros y Cristianos.

Y hasta aquí puedo contaros, pues todavía no he podido consultar el libro de las fiestas, que según me comentaron en el Ayuntamiento, esperan recibir para principios de la semana que viene.No olvidéis que ya no se reparten por las casas, si no que hay que recogerlos personalmente en el Ayuntamiento y contribuir con una pequeña aportación (creo que un euro)

Muy pronto os daré más detalles sobre las fiestas. Mientras tanto, ya podéis ir haciendo planes para no faltar 😉

Eventos

Son las fiestas mayores de Abengibre. Se celebran el fin de semana más próximo al 29 de septiembre y los Alardes son su máximo exponente.

Las fiestas de septiembre actuales varían mucho respecto a las fiestas antiguas. Son muchas las tradiciones que se han perdido con el avance de los tiempos y la modernización de los campos. Las caballerías ya no compiten en la Carrera de Cintas, tampoco se enjaezan para estas celebraciones

Ahora, la atención principal la acaparan el desfile de carrozas de la víspera de las fiestas, donde la Reina de las Fiestas y las Damas de Honor cierran la comitiva, y las Comparsas de Moros y Cristianos que, desde el año 1991, abren el desfile y acompañan a los Generales y Embajadores el día de los Alardes.

Las carrozas y la coronación de las damas

El desfile que abre las fiestas, parte del Parque de los Pinos, en el que horas antes se congrega todo el pueblo, continúa por la calle Calvario, la Contreras, la Valencia, la Cervantes…, y finaliza en el Ayuntamiento nuevo, donde tendrá lugar la coronación de la nueva Reina y Damas de las fiestas, que fueron elegidas unos meses antes entre las «quintas» de ese año. Esa Corte de Honor asistirá a la apertura de todos los actos culturales y abrirá la comitiva que acompañará al Patrón en los oficios religiosos y procesiones, junto a las autoridades municipales, el párroco y alguna personalidad invitada al evento.

La última novena a San Miguel

Tras la coronación y los pregones inaugurales, tiene lugar la última novena en honor a San Miguel, a la que asisten todos los abengibreños y toda la corporación municipal.

La feria

Terminada la misa, la atención se traslada de nuevo al Parque de los Pinos, en los que se ha inaugurado la pequeña feria: colchonetas, caballitos, hinchables, puestos de juguetes y tiro-pichón para los pequeños; y tómbolas, puestos de chocolate con churros y los de turrones y peladillas, que no pueden faltar en toda feria que se precie.

Inauguración de la verbena

Tras la cena familiar, en la que damos la bienvenida a los que han permanecido fuera durante el año por motivos de trabajo, sobre las doce de la noche, la Reina y las Damas inauguran la verbena en el Centro Social Polivalente, que deleitará las noches del veranillo de San Miguel.

El resto de celebraciones

Las mañanas están ocupadas en los actos religiosos y las tardes en actividades culturales, entre las que nunca faltan el cante flamenco y los bailes religionales.

En los últimos años también se han impuesto, por gran aceptación popular, la invitación a una Paella Gigante o concursos de gazpachos o paella, así como el de calles engalanadas, en el que se disputan el premio la calle Valencia y la calle del Picallo.

Entre las actividades que han pasado al olvido, se encuentran los campeonatos de pelota a mano contra «el gran Campana» en el frontón municipal y los de tiro al plato, las carreras de galgos en las eras, las corridas de toros en la improvisada plaza que se hacía con remolques en la era del Sastre y en la que no faltaban atrevidos e inexpertos toreros, la tómbola de Félix…

Más información