Entradas

Tenía muchas ganas de entrevistar a Bautista porque siempre lo he admirado por su escritura, por su amor a Abengibre y, cómo no, por ser una de las personas más amables y cariñosas que conozco. Me ha costado mucho convencerle, pero aquí está por fin. Sus narraciones sobre las costumbres y el patrimonio cultural de nuestro pueblo nos han acompañado año tras año en los libros de las fiestas y ahora, además, tenemos dos publicaciones suyas que esperamos sean las primeras de muchas más.

Cuéntanos algo sobre ti

  • Estoy prejubilado, dedicándome a la familia y a la literatura, uno de mis hobbys.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Soy hijo de Juan de Bautista y de Mª Antonia del “Serrano”.

Háblanos de tus dos libros, ¿cómo surgió la idea?

  • Yo viví los éxitos deportivos de Juan Montero Carrasco (en el deporte “El Rayo” y en nuestro pueblo “Juanarro”) y las alegrías que nos produjeron sus triunfos a todos los abengibreños. Por todo ello, pensando que Juanarro merecía (y lo sigue mereciendo) un homenaje, comencé a escribir un artículo sobre su etapa de ciclista para el programa de las fiestas y fue a raíz de esas investigaciones como surgió el libro Héroes de Leyenda. Cara y cruz de unos ciclistas albaceteños 1951-1961.Mi segundo libro, Relatos de una vida, relatos de un pueblo. Bernardino Pérez Iniesta y los Alardes de Abengibre (1839-1920) se empezó a gestar en 1964 tras decirme Marcos, con toda la razón del mundo, “Te has cargado los Alardes”. Con la publicación de esta biografía, sobre el autor de los Alardes, se curó la herida que me produjo el romper, accidentalmente, el único libro que había de los Alardes.

Vives en Albacete, ¿abengibreño o albaceteño?

  • Siempre abengibreño.

¿Qué piensas o qué sientes al ver la silueta del pueblo cuando vuelves de un viaje?

  • Que vuelvo al hogar, a mi casa, el mejor lugar del mundo.

Cuando estás fuera del pueblo y dices que eres de Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • Responden “Dios me libre” pero, en seguida rectifican afirmando que la gente de Abengibre es estupenda, formal y, especialmente, trabajadora.

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeño.

  • Lo que más me gustaba era la alegría que había en el pueblo, se vivía en la calle. Lo que menos, la indiferencia, sobre todo de la gente joven, por la cultura.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora.

  • Lo que más me gusta ahora son las perspectivas laborales que tiene gracias a las dos residencias y a Tamabi, s.l. Y lo que menos, la soledad y el silencio de sus calles. Ahora, las puertas de las casas siempre están cerradas, al contrario que antes.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • La rivalidad que había con las hogueras de S. Antón y S. Blas, las “senochas” veraniegas de los vecinos contando historias, la monda de la rosa del azafrán en las calles…

Una palabra abengibreña

  • Renachil. (Uy, esa no la tengo. Tendré que añadirla cuando sepa qué significa…)

Una expresión abengibreña

  • Preguntar: “¿Ande vas?”, por ejemplo, cuando iba camino de la fuente con un cántaro y un botijo.

Una comida abengibreña

  • Atascaburra o almorta, cualquiera de las dos.

Un dulce o postre abengibreño

  • “Las fritillas”, un dulce de Semana Santa y, como postre, “tronchos o piñas” en aguasal. (Buena idea para nuevas recetas… Tomaré nota)

Una fiesta o tradición abengibreña

  • Los Alardes de moros y cristianos.

Un/a abengibreño/a al que admires o recuerdes con cariño.

  • Mi maestro, Don José Piqueras Pérez, nunca lo olvidaré. (A ver si se anima Bautista y hace una biografía porque este señor parece formidable, todos hablan maravillas de él)

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • El Parque de la Ermita, Barranco Romero…

Un juego popular (infantil o actual) que te guste

  • El juego de cartas llamado “Los Treses”.

Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico

  • “La Piedra Encantá”, un valor que se debería publicitar con alguna actividad cultural.

Algún cuento, leyenda o anécdota que recuerdes sobre Abengibre

  • La leyenda de “Sebastián de Juanaco”.

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta…

  • Sí, la conozco, es una página web imprescindible para quitarte la “morriña” del pueblo. Lo que más me gusta de abengibre.net es la variedad de temas. Me gusta mucho y, seguramente, por eso no le encuentro defectos.

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo.

  • Los colores que aparecen, espontáneamente, en tus mejillas cuando hablas apasionadamente de Abengibre.

¿Algo que te gustaría añadir?

  • Solo una cosa. Animarte a que sigas con tu web. Es una buena forma de hacer pueblo.

¿A quién enviarías esta entrevista?

  • A Miguel Vergara Ruiz (“Miguel de la Roja”).

¿Quién te gustaría que contestara a esta entrevista?

  • Cristina Torres Martínez. (Bautista, me adelanté a ti y ya publiqué esa entrevista en octubre…)

Gracias por tu tiempo, por compartir con nosotros tus recuerdos más queridos (sé que no ha sido fácil para ti), por tu amabilidad y tus cariñosas palabras hacia mí y hacia mi página. Espero verte pronto por el pueblo.

Como sabéis, el pasado jueves 22 de noviembre, el programa «El pasacalles» de Radio Castilla-La Mancha me entrevistó para que les relatara la leyenda de la Piedra Encantá y les hablara un poco sobre nuestro pueblo.

Pensaba que iba a estar muy nerviosa, pero la verdad es que los presentadores del programa, Rosa Rosado y Jose Talavera, fueron muy amables conmigo y me hicieron sentir muy cómoda el tiempo que estuve en antena, además de que hicieron una publicidad tremenda de mi web y todo fueron alabanzas. En fin, fue un placer hablar con ellos. Así que, desde aquí, quiero darles las gracias por todo.

Como mucha gente no pudo oírme, desde Facebook me pidieron que colgara el audio de la entrevista, así que aquí lo tenéis. Lo prometido es deuda.

Espero que la disfrutéis tanto como yo, porque ojo lo que me reí… 🙂

Por cierto, tener paciencia con la descarga del archivo de audio porque ¡¡son 8 megas!!!

Esta mañana, al abrir mi correo, me he encontrado con una grata sorpresa: ¡me habían escrito un email para pedirme que contara alguna historia sobre Abengibre en la radio autonómica de Castilla-La Mancha!

Sobre la entrevista

Por supuesto que he aceptado, de modo que mañana jueves, sobre las 17:30h, José Talavera me entrevistará en el programa «El Pasacalles» de Radio Castilla-La Mancha, que se emite cada tarde de lunes a viernes, de 16 a 20 horas.

Hablaremos un poco sobre mi web y, especialmente, de la leyenda de la Piedra Encantá, pues es la que más les has gustado.

Espero que podáis descansar 10 minutos para oírme, pero si no podéis, no os preocupéis, pues han prometido que me enviarán el podcast (un archivo de audio) para que pueda colgarlo en mi web.

Sobre El Pasacalles

«El Pasacalles» es un magacín de ocio, cultura y entretenimiento que cada tarde recorre la región para ponernos al tanto de todo. Música, información, tertulias y una gran cercanía a los ciudadanos, son los ingredientes de este programa que, además, incluye una bolsa de trabajo para personas en paro y una clara apuesta por los emprendedores y empresarios castellano manchegos.

Frecuencias

No sé exactamente en qué frecuencia puede oírse Radio Castilla-La Mancha en Abengibre, pero he encontrado dos frecuencias de emisión cercanas:

  • Alcalá del Júcar: 103.8 FM
  • Chinchilla: 104.0 FM

Y para mis amigos de Ciudad Real: 102.5 FM
¡Deseadme suerte! 🙂

José Luis es un apasionado de los deportes y los animales, pero si por algo destaca es por su gran preocupación por la atención a personas necesitadas. Aprovechando la nueva convocatoria del encuentro «Abengibre, tierra de Mushing y Canicross» ha contestado a esta entrevista en la que ha tenido que hacer un gran ejercicio de reflexión y nostalgia, pues parte de su corazón reside en Abengibre.

Cuéntanos algo sobre ti

  • Mis lazos con Abengibre, provienen de los largos veranos que pasé durante la infancia y adolescencia en el pueblo, mi padre nació en la misma casa donde yo voy de vacaciones y muchos son los recuerdos y amigos que aquí tengo.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Para las personas mayores de Abengibre soy nieto de la Virtudes, de la Virtudes de Pere, de su hijo Pepe Luis, el pequeño de los tres. Para los más jóvenes soy el hermano de Elisa la socorrista o, desde los últimos años, directamente me preguntan ¿tú eres el de los perros, no?

Háblanos de tu trabajo o a qué te dedicas

  • Mis estudios siempre han estado ligados a la atención de las necesidades y carencias de las personas, así pues siempre he tratado de estar actualizado ya que son muchas las dificultades y situaciones a las que me enfrento cada día en mi trabajo, soy Técnico Especialista en adaptación Social, Técnico Superior en Animación Sociocultural y Diplomado en Trabajo Social.
    Recientemente nos hemos juntado profesionales de diferentes áreas para abrir «Conexión Neuronal, Centro de Estudio y Actividades» en Almussafes (Valencia) donde soy socio fundador y codirector del centro.

Eres el organizador del Encuentro Mushing Fácil que todos los años se celebra en Abengibre a principios de noviembre. Háblanos un poco sobre él

  • Hace 8 años que practico este apasionante deporte, en estos años he pertenecido al Club Mushing Teruel y al Club Mushingfacil, donde he conseguido los mayores logros dentro del mushing. Este año somos campeones de España y llevamos 5 años siendo el primer equipo de razas nórdicas en cruzar la meta en la Travesía del desierto de Monegros.Organizar una competición de este deporte no es nada fácil, no solo depende de las personas, también del bienestar de los perros que van a competir. Hay que cumplir unos requisitos básicos en cuanto a temperaturas y calidad del suelo en el que transcurre la carrera, puesto que para nosotros lo primero es la salud de nuestros perros. Un suelo muy duro podría lesionar sus almohadillas y unas temperaturas por encima de los 15-16ºC podrían hacer que nuestros perros sufrieran un golpe de calor.

    Por todo esto, las primeras veces que convencí a los compañeros del club de que Abengibre podría cumplir los requisitos, nos reunimos en el camino de la Calerilla para realizar un entrenamiento, tras dos años se formalizó y nació «Abengibre, Tierra de Mushing y Canicross» una carrera que me emocionó desde sus inicios y que debe su nombre, no tanto a las condiciones que mencionaba, sino a la muy buena aceptación por parte de los vecinos de Abengibre, dispuestos a colaborar. Más de 20 patrocinadores, cada uno dentro de sus posibilidades, aporta o colabora para que la carrera sea posible. A todo esto hay que sumar las colaboraciones que se van plasmando sobre la organización de la carrera:

    • La facultad de veterinaria Cardenal Herrera CEU, tras un convenio que firmamos el año pasado, acude puntualmente a las carreras del club. Varios profesores y un grupo de alumnos conocen en Abengibre de primera mano el ambiente del mushing y las características de los perros de trabajo.
    • La escuela de Waterpolo de la Universidad Politécnica de Valencia, de la cual soy entrenador, acude también para ayudar en la organización y participar también en la modalidad de canicross.
    • Finalmente los Jóvenes Socialistas de Benifaió acuden a la carrera y colaboran también en la organización de dicho evento.
  • Estamos hablando de que en total entre corredores, familiares de estos, veterinarios, alumnos y amigos acuden sobre 100 personas a pasar el primer fin de semana de noviembre en Abengibre.

Naciste en Valencia y vives allí, pero has pasado muchas temporadas en el pueblo, además de tener raíces allí, ¿te consideras valenciano o abengibreño?

  • Imagino que igual que le pasará a más gente, cuando estoy en Valencia me siento abengibreño, y cuando estoy en Abengibre me siento valenciano.

¿Qué piensas o qué sientes al ver la silueta del pueblo cuando vuelves de viaje?

  • Cuando llegábamos toda la familia junta de viaje y pasábamos Casas Ibañez jugábamos a ver quién era el primero que veía la iglesia, que es lo primero que se ve desde lejos. Si llegábamos por la noche, estábamos atentos por si cruzaba algún conejo o algún zorro y al llegar corríamos a saludar a la familia y vecinos. Ahora han pasado los años y sigo sintiendo la misma emoción.

Cuando estás fuera del pueblo y nombras Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • «¿Aben que?»

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeño

  • Lo que más, las noches con los amigos, la tranquilidad del pueblo permitía que desde pequeños pudiéramos salir y, aunque no todas las noches eran tan tranquilas, siempre salíamos. Recuerdo además que con mi amigo Juan teníamos un lugar secreto donde íbamos a ver las estrellas y hablar sobre chicas.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora

  • Lo que más, el desarrollo necesario que está experimentando con las residencias que permiten que la gente pueda encontrar trabajo en el municipio sin tener que irse fuera. Lo que menos, que voy muchas veces pero siempre viajes fugaces.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • Son muchas la verdad, el ir a ver como vaciaban los remolques en la cooperativa, ver la matanza en casa de algunos vecinos y amigos, el campamento que organizamos en Cabeza Pinosa y el llegar desde Valencia a Abengibre en bicicleta cuando cumplí los 18 años, dormir la siesta y esa misma noche nos fuimos con los amigos a la Feria de Albacete.

Una palabra abengibreña

  • Chache

Una expresión abengibreña

  • Esta se la escuchaba muchísimas veces a mi prima Mª Isabel: «Qué fuerte padre», para referirse a algún hecho que le sorprendía.

Una comida abengibreña

  • Sin lugar a dudas el asado de pollo y patatas que llevábamos al horno de la calle Valencia. Ahora lo preparamos en casa y, aunque no es lo mismo, no hay vez que vaya al pueblo que no me coma un buen asado.

Una fiesta abengibreña

  • Recuerdo con cariño las Fiestas de la Convivencia.

Un/a abengibreño/a al que admires o recuerdes con cariño

  • Pues tendría que nombrar a dos, uno es mi primo Juan, Juan de la Encarna, siempre ha sido para mí una de las personas más inteligentes que he conocido, de hecho de pequeño era el quien me ayudaba cuando se me rompía la bicicleta o necesitaba su ayuda, pero no antes de haber cambiado sus favores por permitirle que me hiciera 3 preguntas de cultura general. Solo me ayudaba si conocía la respuesta. Llegué a llamarle «Juan el de las preguntas».
    Por otro lado, siempre me ha llamado la atención los conocimientos sobre perros de Pepe Alberola. Tenía dos supergalgos, Áspid y Tiza, que ganaban todas las carreras en el Ardal y de pequeños, al juntarnos en la calle Valencia todos los críos, nos contaba anécdotas e historias con esa característica voz que a mí, al menos, me dejaban prendado.

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • El molar y barranco Romero.

Algún cuento o leyenda que recuerdes sobre Abengibre

  • Las aventuras de Sebastián de Juanaco.

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo

  • Recuerdo veros por tu casa cuando tu madre aún tenia la peluquería, o la vez que fui con vosotros a coger Azafrán, era la primera vez que lo veía en flor.

¿Algo que te gustaría añadir?

  • Felicitarte, por el trabajo que llevas con la web, al poner Abengibre en cualquier buscador aparece abengibre.net, sin duda la mayor ventana de Abengibre al exterior.

Gracias por tu tiempo, espero verte pronto por el pueblo y que el encuentro de mushing y canicross sea todo un éxito, como siempre.

Este mes la Abentrevista está dedicada a Cristina, periodista, cuyos vínculos con Abengibre van mucho más allá de ser hija de una abengibreña o estar casada con un abengibreño. Sus recuerdos y parte de su corazón están en nuestro pueblo. De hecho, este año ha sido la pregonera de la fiestas.

No te pierdas esta entrevista hecha con mucha ilusión.

Cuéntanos algo sobre ti

  • Soy del año del Mundial, de 1982, lo que significa que he entrado en los 30. Tengo dos hermanas, una madre a la que adoro y una abuela de 92 años en la que, como no podía ser de otra forma, veo a mi padre. Soy periodista. Estoy casada con Rafa Esquinas y tenemos un pequeñajo que es nuestra debilidad: Manuel.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Soy nieta de la Antonia de Matías, de su Antonia. (Si digo ‘Antoñeja’ mi madre me mata).

Háblanos un poco de tu trabajo o profesión

  • Estudié Periodismo en la Universidad de Valencia. He trabajado en prensa escrita, televisión, siendo mi último trabajo el de periodista del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha en Albacete. Me encanta mi profesión aunque debo reconocer que en la actualidad se hace un tipo de periodismo que me decepciona, basado en el sensacionalismo y el amarillismo. Al margen de eso, creo que es fundamental estar informado, bien informado. Por desgracia muchos se cuelgan el cartel de periodista sin tener estudios. Esa es una situación contra la que hay que luchar pero es una batalla muy larga que no viene a cuento en esta entrevista…

Vives en Albacete, aunque naciste y te criaste en Mislata (Valencia), y has vivido temporadas en Abengibre, ¿de dónde te consideras o dónde te sientes como en casa?

  • Me siento valenciana. No puede ser de otra forma. Aunque efectivamente Abengibre es uno de los lugares donde mejor me encuentro. En la actualidad me siento como en casa en Albacete. ¡Ya son siete años aquí!

¿Qué piensas o qué sientes al ver la silueta del pueblo cuando vuelves de un viaje?

  • Mucha alegría. De pequeña, cuando íbamos de Valencia al pueblo jugaba con mis hermanas a quien veía antes la ermita. Al pasar el cruce de Fuentealbilla era muy emocionante el decir «ya la veo».

Cuando estás fuera del pueblo y nombras Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • Si lo conocen me dicen «Dios me libre» y si no lo conocen «Aben qué».

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeña

  • Me encantaba jugar por las noches al Tiroteo en la puerta de la iglesia. ¡Uff, qué ratos tan buenos hemos pasado! También me gustaba la Semana de la Convivencia. El concurso de dibujo y los playbacks los esperaba con ansia. Lo que menos, a parte de tener que volver a Mislata, era ver los conejos que mataba mi abuela Antonia colgados de las patas en un rincón de la cocina. Creo que me quedó un trauma y no he podido probar nunca el conejo.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora

  • Me gusta la tranquilidad pero cuando estamos muy muy tranquilos no me gusta. Se echa de menos esos mediodías en los que nos juntábamos a tomar café y ‘echábamos la partida’ bien al chinchón, a los treses…, a lo que fuere.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • Comprar chucherías en la Anica siempre conllevaba alguna anécdota. Tengo tantas que sería difícil. Una vez caí de lo alto del tobogán de los pinos. Recuerdo que era un domingo y se entregaban los premios de la Semana de la Convivencia. Me pegué una buena torta.

Una palabra abengibreña

  • Guacho/a

Una expresión abengibreña

  • Miasi ardieras o choto de oro.

Una comida abengibreña

  • Los gazpachos de mi madre.

Un dulce o postre abengibreño

  • Las toñas.

Una fiesta o tradición abengibreña

  • Además de los Alardes, hay una fiesta que recuerdo de pequeña pero que ya no sé si se sigue haciendo. El día de las Albricias. Mi vecina Maribel ponía una en su ventana preciosa. Y aunque es más reciente, dentro de las fiestas de septiembre me encanta el concurso de calles engalanadas. Es un momento en el que todos los vecinos nos echamos a la calle para ponerla bonita, trabajamos juntos, en equipo, y es algo que nos une aún más. Creo que otras calles deberían animarse. Vale mucho la pena compartir esos ratos.

Un/a abengibreño/a al que admires o recuerdes con cariño

  • Con el mayor de los cariños recuerdo a mi abuela Antonia. Es mi primer recuerdo al pensar en Abengibre. Su moño blanco, impecable, y ese luto siempre riguroso. Recuerdo cuando me decía «chica, hazme un refresco» (limón con agua fresca y azúcar). Era de esas abuelas de libro, pero de los de antes. Además de mi abuela, y mis tíos que ya no están, recuerdo con gran cariño a mis vecinos: la Isabel de la Petra y Juanito, la Bolera y Juan, Mateo de Ángel, Miguel el de la Pepa, la Mercedes y Paco (la muda y el mudo), Tomás y la Isabel, el Chusco… Ahora, cuando salgo al Picayo recuerdo cuando todos ellos estaban por allí. Había siempre muy buen ambiente en el barrio.

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • Siendo de la calle Peñuela me quedo con el Picayo -la Piedra Encantá- y el Pino Juan Molinera.

¿Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico?

  • Evidentemente, los Platos de Abengibre.

¿Algún cuento, leyenda o anécdota que recuerdes sobre Abengibre?

  • La leyenda de la Piedra Encantá contada por la Pepa de la Adriana es una gozada.

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta

  • Por supuesto que la conozco y alabo el trabajo que estás haciendo intentando mantener vivas las tradiciones y costumbres de Abengibre y dándolas a conocer, como diría un vasco, por el ‘mundo mundial’. Me encanta el Abencedario. Lo que menos me gusta, a nivel estético, es que no se pueda ver toda la página de inicio en un pantallazo, vamos, que hay que mover el cursor… Con el trabajo que lleva, y teniendo en cuenta que te lo curras tú solita, poco que mejorar. Quizás poner más fotos en la Galería Fotográfica y ahí te podríamos ayudar todos puesto que seguro que tenemos miles de fotos del pueblo, sus gentes, alrededores y parajes que te vendrían bien. (Me comprometo a revisar las mías, además te debo unas cuantas de mi calle engalanada).

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo

  • Tú eras una de las fijas del café de mediodía. Recuerdo esos momentos.

¿Te gustaría añadir algo más?

  • Felicitarte por tu web, principalmente. Cuando una persona realiza un trabajo tan minucioso simplemente por acercar su pueblo a los demás, sin más beneficio, se debe reconocer.

¿A quién enviarías esta entrevista? o ¿quién te gustaría que contestara a esta entrevista?

  • Se la podrías enviar a las distintas reinas de las Fiestas que ha tenido el pueblo. Así aumentas el número de entrevistas femeninas :p También se la mandaría a Bautista, como uno de los escritores de Abengibre y a su mujer, María, estupenda pintora.

Gracias por tu tiempo, espero verte pronto por el pueblo.

Puedes descargar el discurso pronunciado por Cristina como pregonera de las fiestas de Septiembre 2012 en el archivo adjunto.

Siguiendo una gran tradición en su familia, entre la que se encuentra el Melgue que tantos buenos Alardes ha realizado, Ángel es el General Moro en los Alardes de Moros y Cristianos de Abengibre de los que muy pronto disfrutaremos. Ahora os dejo con sus vivencias y recuerdos de Abengibre.

Cuéntanos algo sobre ti

  • Soy Ángel López Pérez. Nací en Abengibre el 18/12/1972. Viví en el pueblo hasta los 20 años y luego me fui a trabajar a Alicante hasta la fecha.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Soy hijo del Sera y la Micaela de Miguel de Lolo.

Háblanos un poco de tu trabajo o a qué te dedicas

  • Trabajo en el sector de la fruta un trabajo muy bonito y que tienes la suerte de tener trabajar las 24 horas del día. Aunque yo solo trabajo 18 diarias ja, ja, ja….

Háblanos de tu papel en los Alardes: cómo surgió la idea de participar, qué significan para ti, cómo los vives…

  • Tu madre, la Ramona, nos lo dijo a Jochi y a mí, nos animamos y desde el año 1990 ahí estoy. Para mí es un día muy emocionante y me hace mucha ilusión decirlos cada año.

Vives en Alicante, ¿abengibreño o alicantino?

  • Abengibreño, por supuesto, y a mucha honra, aunque Alicante es una tierra que me ha dado mucho y es mi segunda patria, además siendo de Abengibre sientes que el pueblo es tuyo. Nadie dice «mi Albacete» pero en Abengibre decimos «mi pueblo».

¿Qué piensas o qué sientes al ver la silueta del pueblo cuando vuelves de un viaje?

  • Pues cuando vengo de viaje y veo la torre de la iglesia a lo lejos me da una alegría muy grande que no puedo describir.

Cuando estás fuera del pueblo y dices que eres de Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • La gente no sabe dónde está. Ahora, para centrarlos, les digo que el pueblo está al lado de Fuentealbilla, por Iniesta. Entonces todos me piden vino de Iniesta, etc.

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeño

  • Siempre estaba en la calle jugando a todo lo fuera. Todos los chiquillos eramos amigos y los días como Jueveslardero ¡qué bien se pasaba! Además no había móvil. Otra cosa que me gustaba era el pregón del pueblo y ver a la gente al momento preguntar «¿Qué han pregonao?». También me gustaban los helados de Avidesa que compraba en el bar, ¡qué bien sabían!. En fin, muchos recuerdos, todos buenos.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora

  • Lo que más me gusta es volver y poder juntarme con mis amigos y lo que menos que la escuela tenga cada día menos niños.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • Recuerdo cuando en fiestas traían vacas al pueblo y entonces la gente se tiraba, pero no había ni ambulancia ni seguro, y al que cogía se levantaba y a casa…

Una palabra abengibreña

  • Mi güacho.

Una expresión abengibreña

  • Te paece si.

Una comida abengibreña

  • Atascaburras.

Un dulce o postre abengibreño

  • Los palos catalanes que hacía el Poterre.

Una fiesta o tradición abengibreña

  • Los Alardes.

Un abengibreño al que admires o recuerdes con cariño

  • A cualquiera que pueda haber ayudado al pueblo de manera desinteresada poniendo su esfuerzo y su dinero sin esperar nada a cambio, que hay poquitos.

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • La fuente del Barandao y la lobera.

Un juego popular (infantil o actual) que te guste

  • He jugado a todos y más porque no había.

¿Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico?

  • La Cueva de los Moros, que tardé muchos años en subir.

¿Algún cuento, leyenda o anécdota que recuerdes sobre Abengibre?

  • Las típicas: Sebastián de Juanaco, etc.

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta

  • Sí, conozco la página, está muy bien. Aunque no es oficial todos la consideramos como la página web del pueblo. Has trabajado mucho y yo no tengo criterio para decir qué mejoraría, porque nada más con tu esfuerzo lo vale todo. Para mi un 10, y te felicito.

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo

  • Que tenías unos coloretes como Heidi, ja, ja, ja, …

Gracias por tu tiempo, espero verte pronto por el pueblo.

Hola Clara, ya tenía ganas de poder hacerte una entrevista para mi web porque cuando encontré tus trabajos en Internet (la web, el fotoblog, los vídeos…) me quedé impresionada por tu creatividad, por tu impulso a las nuevas tecnologías y por tu humor 😉 ¿Te importaría dedicar unos minutos a completarla?

Cuéntanos algo sobre ti

  • Pues tengo 21 años, vivo en Albacete, estudio una licenciatura de Humanidades y como pasatiempo en mi tiempo libre me gusta dedicarlo a la edición de vídeos, mayoritariamente suelen ser para cumpleaños de mis amigos, pero también me gusta montar pequeños cortos con mis amigos o con mis vecinas del pueblo a las que no puedo negarme.

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Soy la de Diego de las puertas.

Háblanos un poco de tus estudios o a qué te dedicas

  • Estoy en 4º de Humanidades y es una carrera en la que se tocan diversos tipos de materias, aunque se centran sobre todo en las diferentes Historias (Medieval, Moderna, Contemporánea, Arte, etc.) y en la Geografía. Es una carrera que te permite tener un conocimiento sobre distintos tipos de áreas que te sirve para tener más salidas en el mundo laboral.

Háblanos de tu web: cómo surgió la idea, qué significa para ti, cuál fue su finalidad, qué recoges en ella…

  • Mi Web surgió como fruto de muchos cambios, antes de ella había tenido tres anteriores en distintos servidores, muy cutres todas ellas por lo que siempre andaba buscando nuevas opciones. Al conocer WordPress y las facilidades que daba lo probé y me acabó convenciendo. Desde siempre había querido tener una Web para subir mis fotos, vídeos y también para hablar de lo que yo quisiera.Ahora la tengo muy abandonada porque todo lo que hacía por ahí lo hago por otros medios como Facebook o Tuenti (para publicar fotos y vídeos) y Twitter (para comentar series, programas o películas que me llaman la atención). Pero en su momento la Web me dio muchas alegrías, recuerdo que en el instituto los profesores la encontraron y me felicitaron, menos mal que no les dio por mirar en algunas entradas donde los ponía a parir.

Ahora vives en Albacete, ¿abengibreña o albaceteña?

  • Abengibreña siempre, aunque estoy muy contenta en Albacete y no vuelvo mucho al pueblo, no se puede cambiar de dónde eres y yo siempre seré abengibreña.

¿Qué piensas o qué sientes al ver el pueblo cuando vuelves de un viaje?

  • Pienso: «ya estoy en casa».

Cuando estás fuera del pueblo y dices que eres de Abengibre, ¿qué es lo que dice la gente?

  • Primero me piden que les repita el nombre y luego me preguntan que dónde está.

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeña

  • Me gustaba todo, no recuerdo algo que no me gustara.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora

  • Ahora me gusta mucho la tranquilidad y lo que menos es no poder llamar a Telepizza para no tener que hacer la cena.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia

  • Cuando nos recorríamos los alrededores del pueblo buscando lugares para montar una cabaña. Recuerdo una cabaña en particular que llevábamos tiempo intentando construirla y no avanzábamos nada, un día se puso a llover mientras la estábamos haciendo y al final se acabó haciendo la cabaña en 5 minutos para poder resguardarnos de la lluvia. Lo que no habíamos conseguido en semanas se hizo en 5 minutos.

Una palabra abengibreña

  • Goledor/a

Una expresión abengibreña

  • Tepaece que…

Una comida abengibreña

  • Almorta

Una fiesta o tradición abengibreña

  • Jueveslardero

Un abengibreño al que admires o recuerdes con cariño

  • Ahora no caigo, podría decir a Doña Rosa que no es abengibreña, pero estuvo tantos años dando clase en el pueblo que es como si lo fuera. Y que aunque de pequeña no era su mayor fan, ahora la recuerdo con cariño.

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores

  • El Molar.

Un juego popular (infantil o actual) que te guste

  • El tranco.

¿Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico?

  • La vajilla ibérica de Abengibre y no solo la destacaría como importante de nuestro patrimonio como pueblo sino también como patrimonio nacional. Pues no hay muchas muestras de escritura ibérica en España y esta vajilla aporta gran cantidad de inscripciones.

¿Algún cuento, leyenda o anécdota que recuerdes sobre Abengibre?

  • El de la piedra encantá es y será siempre mi favorito.

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta

  • Por supuesto que conozco la Web, me parece una web preciosa visualmente y con muchísimo contenido, la he visitado mucho a lo largo de estos años para informarme sobre cosas del pueblo, pues no hay otro lugar donde puedas encontrar más información sobre Abengibre.

Un recuerdo que tengas relacionado conmigo

  • La primera vez que supe quién eras, cuando fui a tu casa para que tu madre me pusiera la teja. Fue gracioso porque recuerdo que me dijo mi madre: «¿Sabes quién es?» y yo no tenía ni idea que eras la que había hecho la web de Abengibre…

¿Te gustaría añadir algo más?

  • Ha sido un placer contestar a todas las preguntas, me he divertido mucho con ella. Muchas gracias Rosa.

¿A quién enviarías esta entrevista? o ¿Quién te gustaría que contestara a esta entrevista?

  • Me gustaría que la contestaras tú, Rosa, jajaja.

Gracias por tu tiempo, espero verte pronto por el pueblo.

Buenos días, Juan. Enhorabuena por la publicación de tu primera novela, ha debido ser un arduo trabajo, y bienvenido a Abengibre.net. Nos gustaría conocer algo más sobre tu obra y sobre tus recuerdos de Abengibre, ¿te importaría dedicar unos minutos a completar esta entrevista?

Para quienes no te conozcan, ¿tú de quién eres?

  • Soy hijo de Miguel de Miguelito (El Chato), y de la Isabel de la Benigna. Mis coetáneos del pueblo me conocen como Juan del Chato.

Háblanos de tu trabajo o profesión

  • Mi profesión es la de abogado; pronto cumpliré 30 años de ejercicio. He pasado por el Turno de Oficio y por todas las Jurisdicciones. En los últimos años me he centrado más en los procedimientos contencioso-administrativos y civiles (reclamaciones contra las Administraciones Públicas, asuntos de propiedades, familia, contratos, etc.) Mi despacho está en Albacete aunque intervengo en varias provincias y, desde siempre, en Madrid.

Háblanos de tu libro (cómo surgió la idea, qué significa para ti, cuál fue su finalidad, qué recoges en él, si está inspirado en nuestro pueblo…)

  • Realmente no puedo precisar cómo surgió en mí la idea de escribir esta novela. Al principio quería elaborar un relato que abarcara los primeros años de la posguerra civil española. Luego la idea inicial se fue ampliando y unos temas me llevaron a otros, hasta convertirse en lo que es. La finalidad era divertirme escribiendo e intentar adentrarme en el alma de la gente de campo. No pretendo hacer una novela histórica, aunque bien es cierto que el relato nos va dejando a lo largo del tiempo apuntes históricos, todos del siglo XX: la epidemia de gripe, las movilizaciones campesinas de la época de la Segunda República, la Guerra Civil, la llegada de la luz eléctrica al mundo rural, etc.Deliberadamente mantengo detalles de Abengibre; y algunos personajes, sus ocupaciones, el lenguaje empleado, etc., desprenden el sabor tradicional de nuestro pueblo. Creo que aunque la novela sea ficción, es imposible que su autor pueda desprenderse de sus vivencias.

    El Aire Solano, tan nuestro, lo presento como un personaje más. como un soplo sobre el pueblo y las vidas de sus gentes. Es el soplo del tiempo. Más que un fenómeno atmosférico constituye el nexo de unión entre las distintas partes y personajes del libro.

Naciste en Abengibre, pero vives en Albacete, ¿abengibreño o albaceteño?

  • Soy abengibreño y presumo de serlo. Vivimos muy bien en Albacete. Pero nunca he perdido el pueblo de vista, ni la relación con su gente.

Lo que más y lo que menos te gustaba del pueblo cuando eras pequeño.

  • Lo que más: La libertad de movimientos y la seguridad. La tranquilidad de estar entre los tuyos, de conocer a todos y que te conocieran.
  • Lo que menos: La escasez de libros, no había biblioteca y el viejo armario de la escuela de don José no daba para mucho. Pasé ganas de leer.

Lo que más y lo que menos te gusta del pueblo ahora.

  • Lo que más: Me sigue gustando lo mismo. Y el no necesitar reloj.
  • Lo que menos: Creo que no sabemos valorar lo que tenemos. Si otros pueblos tuvieran lo que nosotros, no les cogería un cañamón por el culo.

Anécdota que recuerdas con cariño o nostalgia.

  • Un paisano muy bromista en un burro queriendo pasar a la escuela de don Gabriel (o de don Félix). Año 1965/1966. Lo animaba diciendo ¡Arre Platero! ¡Arre Platero! (Muy poco tiempo después conseguí leer «Platero y yo». Me encantó).

Una palabra abengibreña.

  • Rodilla, en el sentido que la empleaba mi abuelo Juanique (como trapo para limpiar la mesa).

Una expresión abengibreña.

  • Tía goledora.

Una comida abengibreña.

  • Huevos fritos con pimientos y sardinas un día de vendimia.

Un dulce o postre abengibreño.

  • Las fritillas de mi madre.

Una fiesta o tradición abengibreña.

  • Jueves Lardero.

Un/a abengibreño/a al que admires o recuerdes con cariño.

  • El maestro don José, sin ninguna duda.

Un paraje o lugar de Abengibre o de sus alrededores.

  • Todos en los que nace el agua y cantan los colorines.

Un juego popular (infantil o actual) que te guste.

  • Infantil: El Tranco.
  • Actual: Los Treses (pero sin voces).

¿Destacarías algo de nuestro patrimonio histórico-artístico?

  • La vajilla ibérica. Vale la pena contemplarla en Madrid.

¿Algún cuento, leyenda o anécdota que recuerdes sobre Abengibre?
Todos los auténticos y verdaderos:
a.- A Don Quijote le dieron manta unos arrieros de Abengibre en una venta.
b.- Cuando Colón descubrió América, ya estaban allí unos de Abengibre cambiando pieles por cajas de cerillas.
c.- Cuando los astronautas llegaron a la Luna, se encontraron a unos de Abengibre vendiendo melones.

¿Conoces Abengibre.net? Cuéntanos lo que más y lo que menos te guste, lo que mejorarías y lo que echas en falta.

  • Si, la conozco. Me gusta todo.

¿A quién enviarías esta entrevista?

  • A Miguel García Cuenca e Isabel Montero López.

¿Quién te gustaría que contestara a esta entrevista?

  • Fray Ramón Cuenca Cuenca (el de la Rojilla). Creo que es el hombre más generoso de Abengibre.

Gracias por tu tiempo y por contestar tan amablemente a esta entrevista, espero verte pronto por el pueblo.

Nuestro paisano Juan García Montero, publica una novela en la que, sin duda, se traslucen ecos de nuestro pueblo: